El presidente Tabaré Vázquez estuvo reunido más de dos horas con las gremiales rurales. En el encuentro reveló algunas medidas que el gobierno está dispuesto a adoptar para mejorar la situación de algunos sectores del agro. Estas implican una rebaja de 15% en la tarifa eléctrica para 3.600 productores de leche hasta marzo, la creación de un fondo para hacer mejoras en la producción y el congelamiento de las rentas para quienes usufructúen tierras del Instituto Nacional de Colonización hasta mitad de año.

Para productores de leche, arroz y hortifrutícolas, Vázquez propuso una rebaja del gasoil para los pequeños productores mediante la devolución del IVA que se paga por este concepto, desde el 1º de marzo y durante un año. El gobierno estima que esto abarcaría a unos 5.500 productores.

Además, en el encuentro se habló de conformar una mesa de trabajo, aunque no quedó claro si esta incluiría sólo a las gremiales o si también contaría con representantes de los productores "autoconvocados".

Las gremiales salieron insatisfechas con los anuncios. El presidente de la Federación Rural del Uruguay, Jorge Riani, dijo que las medidas lo dejaron con "gusto a poco" y que salió del encuentro "desilusionado", porque "esperaba más" en este "difícil momento".

Por su parte, el representante de la Asociación Rural del Uruguay dijo que se trató de anuncios "insuficientes, sectoriales y parciales". Agregó que los sectores ganadero y agrícola quedaron por fuera de las medidas y que le pidieron a Vázquez que los incluya como beneficiarios de estas u otras medidas.

Guillermo Franchi, vocero de los "autoconvocados", consideró que las medidas "no son ni cerca" lo que esperaban del gobierno y les pidió a las autoridades "que lean la proclama" de la movilización del lunes. "Indudablemente, el mensaje no prendió como queríamos", concluyó.