La Junta Departamental de Lavalleja (JDL) aprobó esta noche el levantamiento del veto que impuso la intendenta Adriana Peña al decreto que impedía el aumento de sueldos de algunos cargos de confianza de su gabinete. Con el apoyo de los ediles del Frente Amplio (FA), del Partido Colorado (PC) y algunos curules nacionalistas, el legislativo departamental logró alcanzar los 3/5 necesarios para levantar el veto: votaron afirmativamente 21 de los 29 ediles presentes.

El 3 de enero, la JDL votó un decreto interpretativo de las modificaciones hechas a la ampliación presupuestal que había enviado el Ejecutivo, para impedir el aumento de sueldo a cargos de confianza en la Intendencia. Ese decreto había sido vetado hace dos semanas por la intendenta Peña.

Entre los jerarcas incluidos inicialmente en este aumento salarial propuesto por Peña se encontraba su pareja, Gastón Elola, director de Vialidad y también a cargo de la División de Arquitectura, a quien en la ampliación presupuestal se le proponía incrementar el salario 57%.

El miércoles pasado, Elola renunció a la compensación salarial de 27.000 pesos que venía recibiendo por ocupar la división de arquitectura. "A pesar de que la retribución no iba a la par con la nueva responsabilidad, la asumí con el desafío de realizar un cambio importante en la misma", dijo.

Además de Elola, Peña pensaba subir considerablemente los salarios de otros funcionarios de confianza, como por ejemplo los directores de Cultura, Tránsito, Turismo, Deporte y Juventud, y Familia y Desarrollo. A otros cargos de confianza les mantuvo el 6,7% de aumento que recibieron todos los funcionarios a partir del 1º de enero. El cuestionamiento a estos incrementos salariales surgió del propio PN a iniciativa de la edila Alexandra Inzaurralde (Lista 59, Todos), presidenta de la Comisión de Presupuesto de la JDL.