La asociación Madres de Plaza de Mayo denunció este mediodía que la Justicia argentina “ordenó ilegalmente” el allanamiento de la sede de la organización. En conferencia de prensa, su principal referente, Hebe de Bonafini, vinculó este episodio con la posición crítica que ha tenido organización respecto de la administración de gobierno de Mauricio Macri. “Venimos siendo hostigadas, todo el tiempo”, se lamentó.

A las 10.00, y dos días antes de que termine la feria judicial, una comitiva de diez personas representantes del Poder Judicial (entre abogados y síndicos) intentó desalojar la sede del organismo, a pesar de que no se había notificado a Madres de Plaza de Mayo de la habilitación de la feria ni tampoco del operativo que se desplegaría, según Página 12.

Los funcionarios del Poder Judicial argumentaron, según ese medio, que tenían la orden del juez Javier Cosentino de hacer un "inventario" de todos los objetos del lugar, en el marco de una causa por el quiebre de la Fundación Abuelas de Mayo, que se originó por los juicios que entablaron los ex trabajadores del proyecto Sueños Compartidos, un programa de viviendas sociales dirigido por dicha fundación.

“Quieren ver todo lo que es de la fundación para llevárselo Y acá no hay nada de la fundación, todo es de la asociación. La gente cree que vienen a buscar unos libros de cuentas. No, vienen a buscar el archivo, los cuadros, los regalos, no para quedárselos, sino para destruirlos. Ellos quieren destruir la memoria”, declaró Hebe de Bonafini en la conferencia de prensa.

La organización defensora de los derechos humanos considera que la iniciativa judicial representa “una violación de las garantías constitucionales”. “El Partido Judicial ordenó allanar la Casa de las Madres en feria judicial y sin notificación”, tuiteó la asociación, en su cuenta oficial.