El dirigente de la Unión Autónoma de Obreros y Empleados del Gas Alejandro Acosta confirmó a la diaria que el sindicato y la empresa llegaron a un acuerdo con la mediación del Ministerio de Trabajo para terminar con el conflicto.

El texto presentado por el Ejecutivo incluye "un plan de reintegro a la actividad de todo el personal en seguro de paro" a partir del 1º de diciembre, así como una solicitud al sindicato para que suspenda de forma inmediata "todas las medidas" mientras se mantenga abierto el ámbito de negociación. Además, se convocó a una tripartita para hoy al mediodía, en la que se conocería la respuesta de Petrobras, propietaria de Montevideo Gas.

Antes del encuentro, Acosta había adelantado a Radio Uruguay que los trabajadores aceptarían la propuesta. Agregó que si la empresa también lo hacía, ellos levantarían las medidas de lucha, entre ellas la huelga de hambre que comenzaron el 15 de octubre. Si el acuerdo era rechazado, los trabajadores se diponían a tomar el local de la empresa.