El Ministerio del Interior volvió a realizar un nuevo operativo policial en el barrio de Los Palomares, que culminó con siete detenidos tras 14 allanamientos, aunque no hubo incautación de drogas ni armas.

A través de la cuenta de Twitter de la Unidad de Comunicación del Ministerio, se comunicó que el operativo de seguridad se realizó “a los efectos de continuar el proceso de persecución penal al grupo criminal [los chingas] que operaba en la zona y a quienes se beneficiaron de su actividad”.

Si bien la Unicom confirmó los siete detenidos tras 14 allanamientos, comunicó que no hubo incautación de drogas ni armas, y que todas estas personas están declarando ante la Fiscalía “por usurpación y conexión ilegal de agua y luz eléctrica”.

En declaraciones recogidas por Telenoche, el director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Gustavo Leal, explicó que lo que se hizo fue "la continuación del proceso de persecución penal a el grupo delictivo [los Chingas] que se había instalado en el lugar".

"Se realizaron un conjunto de allanamientos y se detuvo a dos personas, hermanos mayores de la persona que lidera la banda ‘Los Chingas’ y que hoy está en prisión", dijo, en haciendo referencia a Mónica Sosa. También señaló que algunos de los detenidos estaban involucrados con delitos como usurpaciones y otras “actividades ilícitas”.

De hecho, Leal dijo que se allanaron varias viviendas que habían sido usurpadas. "Esas viviendas no pueden ser habitadas. Se detectó que había personas viviendo en ellas y por lo tanto se las detuvo".