El titular del Frente Amplio (FA), Javier Miranda, invitó al Partido Nacional a tomar la misma actitud que tuvo el presidente Tabaré Vázquez al remover a las autoridades de la Administración de los Servicios de Salud del Estado, luego de que se conociera que el vicepresidente de esa institución, Mauricio Ardus, había contratado como secretaria a la novia de su hijo.

"Esto muestra una clara diferencia de la forma de gestionar de las distintas administraciones. Mientras en las intendencias del interior del país, surgen denuncias tanto de nepotismos como explícitamente de apartamiento de normas para la designación de funcionarios públicos, nada sucede", dijo Miranda al respecto, en declaraciones recogidas por Montevideo Portal tras una breve conferencia de prensa realizada ayer.

"En cambio, el gobierno toma una decisión política ante lo que entiende se aparta de la ética debida. Esa es la forma de conducirse del FA y así debe ser. Desearía que otros actores políticos actuaran en consecuencia", dijo, refiriéndose al Partido Nacional.

"La ética en la gestión política es central. El FA históricamente ha marcado la cancha en términos éticos en conducción política. Eso no quiere decir que no haya personas del FA que eventualmente incurren en políticas desajustadas del punto de vista ético, pero lo que hay que hacer frente a eso es tomar las decisiones políticas que corresponden", concluyó.