El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, sostuvo hoy que llevará “algunas semanas” fijar la reunión entre el presidente de Estados Unidos Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un.

"Ahora es cuestión de ponerse de acuerdo en la fecha y el lugar de la primera reunión entre ellos, y eso va a tomar algunas semanas antes de que podamos resolverlo", dijo Tillerson en una rueda de prensa en Yibuti, durante su gira por el África subsahariana, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Efe.

Según Tillerson, la reunión es una decisión que el mismo Trump ha tomado, pero que no le sorprende "de ningún modo".

Este jueves, el jefe de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, entregó a Trump en la Casa Blanca un mensaje que le confió este lunes Kim Jong-un.

Luego, en una breve rueda de prensa, Chung Eui-yong dijo: "El presidente Trump agradeció la reunión informativa y dijo que se reunirá con Kim Jong-Un en mayo para lograr una permanente desnuclearización".

Kim Jong-un ofreció a Estados Unidos suspender sus ensayos con misiles balísticos y comenzar a tratar un proceso de desnuclearización de la península de Corea para comenzar las negociaciones.

Según dijo Tillerson, lo que sí les ha sorprendido es la iniciativa del líder norcoreano en proponer la reunión y su predisposición para conversar con Corea del Sur.