El presidente Tabaré Vázquez resolvió rescindir el contrato que firmó en 2015 por el que su consuegro, Enrique Daniel Estévez, se integró al equipo de seguridad presidencial como chofer.

La decisión fue adoptada después de que la Junta de Transparencia y Ética Pública (JUTEP) respondiera una consulta de Vázquez en este sentido. En el texto, se señala que “no existe ningún impedimento constitucional, legal o reglamentario” para que contrate a Estévez, pero también se considera que “no es conveniente que se mantenga el vínculo laboral". En este sentido, argumenta que es necesario tener en cuenta "la sensibilidad existente en la ciudadanía en estos temas y la conveniencia de que el compromiso con la transparencia del Sr. presidente quede evidenciado sin ningún tipo de dudas".