La senadora nacionalista Verónica Alonso se mostró partidaria de flexibilizar el uso de armas por parte de la Policía, al punto de que esta esté habilitada para disparar en casos de detención, y no sólo para defenderse, lo que, a su entender, repercutiría en la autoridad que la fuerza impone.

“Definitivamente flexibilizaría el uso de las armas para que la Policía pueda disparar para detener a alguien", dijo la senadora en una entrevista con Diamante FM. "De esa manera los delincuentes no sentirían esa impunidad que sienten y no tendrían la vía libre para matar a un policía", añadió. Según Alonso, “en otros países la Policía impone la autoridad y a uno le hace sentir hasta un poquito de dolor de panza al ver a un policía, con su figura, su actitud, que va amedrentando y generando esa disuasión".

Alonso también sostuvo en la entrevista que si ella fuera presidente, pondría al “mejor policía” al frente del Ministerio del Interior, como una forma de “recuperar la confianza” de esta fuerza. "Pondría al frente del Ministerio del Interior a alguien que vuelva a recuperar el respeto de la autoridad policial, que no existe más”, sostuvo, y luego agregó: “Pondría a alguien que conozca el terreno y que sepa lo que significa ser un policía para resguardar nuestra seguridad".