La Asociación de Magistrados del Uruguay dejó en claro su postura contraria a las modificaciones del nuevo Código del Proceso Penal impulsadas por el Poder Ejecutivo.

Según consigna El Observador, el gremio envió este martes un documento a la comisión de Constitución y Códigos de la Cámara de Senadores que estudia el proyecto, desaconsejando que se voten las modificaciones.

El gremio considera que la aprobación de los cambios derogarían las “bases fundamentales” del nuevo código y harían “ineficiente” el sistema. Según los fiscales, el artículo que habilita a la Policía a practicar un registro personal de la vestimenta y/o efectos personales de quienes estén detenidos o existan indicios de que hayan cometido delitos, hoy implica un delito de pesquisa. Para los fiscales, esto "denota la existencia de un riesgo de desvío en el accionar en perjuicio de los derechos del ciudadano".

Además, los fiscales cuestionan la aplicación obligatoria de la prisión preventiva en delitos graves, ya que consideran que esta debe ser una excepción y no la regla.

Pero el gremio también advierte que las modificaciones limitarán la aplicación del proceso abreviado, por el cual los fiscales pueden acordar con los acusados para que estos admitan su culpabilidad, reduciendo así su condena. Según el proyecto de ley, la pena en ninguna ocasión podrá ser inferior a la mínima en delitos graves, lo que para el gremio, hará que el proceso abreviado se aplique en "un número considerablemente inferior de casos".