El Ministerio del Interior (MI) emitió un comunicado en el que aclara los cambios que propone para la custodia policial en casos de víctimas de violencia doméstica. El texto se dio a conocer después de que se generara polémica a raíz de unas declaraciones que, según el diputado nacionalista Pablo Abdala, brindó ayer el titular de la cartera, Eduardo Bonomi, en la Comisión de Presupuestos integrada con Hacienda de la Cámara de Diputados.

Abdala dijo a la diaria que Bonomi manifestó que algunas de las víctimas "han ido a moteles o bailes, arrastrando a su custodia policial con ellas". En el comunicado, el MI agrega que Bonomi se refería a casos en los que las víctimas asistían a estos lugares para encontrare con sus agresores, "circunstancia que obviaron decir los interlocutores que hicieron la mención que hoy recogen los medios de prensa". La cartera agrega: "dicha circunstancia deslegitima absolutamente cualquier medida de protección, incluida la custodia".

Además, en el texto el MI aclara que propone que se tengan en cuenta tres aspectos a la hora de definir si brindar custodia policial a las víctimas de violencia doméstica. La primera es que se obtenga autorización de la víctima "aceptando expresamente las condiciones de protección o custodia", la segunda es que ante un incumplimiento de esas condiciones se deje sin efecto la medida y la tercera que sea el MI el que determine "las condiciones en las que se tiene que hacer efectiva" la custodia.