El Ministerio del Interior informó que internos de la Unidad Nº 1 de la prisión de Punta de Rieles se están negando a recibir los alimentos proporcionados por el centro.

De acuerdo con el comunicado de la cartera, la medida es un reclamo "por la aplicación de restricciones al ingreso de alimentos por parte de los familiares". Se agrega que esta decisión se adoptó para "eliminar todo riesgo en el ingreso de materiales prohibidos" así como para "evitar a las familias un costo innecesario".

Según el ministerio, las tres comidas diarias que se ofrecen a los reclusos están "monitoreadas por nutricionistas" y contemplan "una dieta balanceada".