En los alojamientos de Lavalleja predominan los espacios verdes y conviven varias especies de animales. Eso se pudo apreciar cuando la intendenta del departamento, Adriana Peña, junto con la Dirección de Turismo, lanzó la temporada de invierno. Más de 55 millones de dólares fueron invertidos en infraestructura por la intendencia y grupos privados con el objetivo de atraer más turismo.

Acá me quedo

El alojamiento con mayor capacidad es el Parque de UTE, una edificación de más de 60 años pensada por el ingeniero Santiago Mauri, quien fue presidente del ente y tuvo como objetivo construir una colonia de vacaciones para sus funcionarios. Actualmente, el complejo admite todo tipo de público y dentro de él se puede apreciar una caballeriza, una vaquería –allí producen dulce de leche–, una cascada, un mirador increíble para poder apreciar las sierras, que de camino tiene un reloj de gran tamaño hecho con flores, todo habitado por aves, gatos, y un único pavo real, personaje típico del lugar por la cantidad de años que hace que vive allí. También está la opción de hacer cabalgatas.

Para hacer deporte hay disponibilidad de ofertas: canchas de fútbol, básquetbol, vóleibol y tenis al aire libre. Bajo techo, un gimnasio, una piscina climatizada, un espacio para organizar bailes, un almacén donde comprar, además de artículos de uso personal, recuerdos en forma de alfajores y otros dulces, y un restaurante dividido en dos salones espaciosos con una carta contundente.

En contraposición a los hoteles convencionales, sobre la ruta, en Villa Serrana, se encuentra Cerro Místico, un alojamiento para hacer turismo espiritual ecológico y autosustentable que se declara 100% libre de radiación. Mes a mes llegan decenas de turistas, por lo general extranjeros, con el fin de meditar. El emprendimiento cuenta con pisos de madera natural (sin químicos), habitaciones con baño en suite y un ventanal que regala una vista panorámica, deck y fogón privado, más dos piscinas exteriores. Rodeado por las sierras, se las puede disfrutar desde un ambiente tranquilo gracias a la aislación acústica que proporcionan las paredes dobles. Más detalles para un mismo fin: los insumos de tocador los provee una homeopatía, que elabora productos orgánicos. Una gran biblioteca e instrumentos musicales son parte del lugar. Sirven desde comida criolla hasta vegetariana, vegana y para celíacos. Se promueven las caminatas, el avistamiento de aves, yoga, tai chi, chi kung y una variedad de talleres.

En cuanto a la ciudad de Minas, una peatonal al mejor estilo Ciudad Vieja conduce a una fuente con aguas danzantes que de noche cambia de colores. Varios comercios convencionales rodean la zona, en la que se destaca el almacén de Alfajores de las Sierras de Minas, los primeros de Uruguay.

Para los más chicos, el parque de atracciones promete diversión.

Hacia las cumbres

Las sierras más grandes de Lavalleja son las del Salto del Penitente, un enclave que invita al descanso que regala la naturaleza, junto con actividades que abarcan turismo extremo, subir las cumbres caminando o en bicicleta –mountain bike– o disfrutar del vértigo controlado de la tirolesa, que conduce por los aires de una estación de madera a otra. Un parador ofrece menús a la carta del desayuno a la cena. Allí se encuentra el establecimiento Los Porfiados, productor de aceites de oliva extra virgen Don Alejandro y, además, de cosméticos en base a la misma materia prima.

En el camino que lleva de regreso a la ruta, en el medio del recorrido que separa el punto de llegada a las sierras con el punto de partida, se encuentra la Estación Penitente, un sitio cálido, apto para las cuatro comidas del día, en el que absolutamente todo es reciclado, desde las mesas hechas con puertas hasta las sillas, cada una diferente de la otra, o los adornos retro. Los dueños son una pareja que buscaba crear un emprendimiento original y, sin ayuda de arquitectos, subieron en camiones tres vagones de AFE de 28 toneladas.

Otro de los espacios de mayor circulación es el cerro Arequita, que cuenta con un gran mirador. A los pies tiene un restaurante, el Parador Arequita, ideal para almorzar en familia antes de comenzar la aventura de recorrer, jugar o descansar en este paraíso natural que Lavalleja regala. Lo característico allí es el bosque de ombúes, una opción entre muchas de las que ofrece ese destino.

Datos útiles


Parque de vacaciones de UTE
2209 0312/ 2200 3010 / parquereservas@ute.com.uy

Cerro Místico
info@cerromistico.com / 098 239 633 / 4440 3441

Salto del Penitente
4440 3096 / 099 844 386

Aceites de oliva Don Alejandro
094021151 / 44403782 /

Estación Penitente

Camping del cerro Arequita
4440 2503