La ministra de Turismo Liliam Kechichian defendió la enajenación de parte de los predios del Dique Mauá y dijo que la da “mucha pena” la forma en que se está dando el debate.

En declaraciones a radio Oriental, sostuvo que lamenta mucho la “discusión binaria en blanco y negro que se está dando en este tema”. La ministra dijo sentirse “tan defensora de la rambla montevideana como el que más”, pero le parece que no se está analizando “el proyecto en su conjunto”. "Yo planteo que la dificultad es la forma en que se ha querido discutir, los buenos que defienden el espacio público y la rambla de Montevideo que es parte de nuestra identidad y los malos que parece que la queremos entregar sin ningún tipo de contrapartida", expresó.

También resaltó que si bien se enajenan parte de los predios, la Administración Nacional de Puertos ganará tres hectáreas: “yo hablaría más de un trueque que de una venta”. Además, cuestionó a quienes dicen que lo que se busca es “robar la rambla”. "También escuché 'nos van a robar el espacio público', 'no vamos a poder jugar más acá', 'no vamos a poder caminar por la rambla', y todo eso es falso”, expresó la secretaria de Estado, que además argumentó que el espacio público “va a mejorar notoriamente".

Kechichián también argumentó que el espacio hace más de 30 años que está abandonado, por lo que “nadie disfruta” del lugar que se propone intervenir.