Así como los centros comerciales dejan a un lado las diferencias y promocionan en conjunto sus fines de semana de descuento, las distribuidoras de cine de Uruguay organizaron en noviembre, en conjunto, un evento llamado Cinema Roadshow. Allí, dicen los que fueron, se reveló que el público quiere mayor información acerca de los próximos estrenos, por eso en las últimas horas difundieron el calendario 2019, en el que se encuentran las fechas de estreno de las películas más esperadas. Este calendario es la excusa perfecta para repasar de qué se tratan algunos de estos pesos pesados que llegarán mes a mes a la gran pantalla. Se nos advierte que algunas de estas fechas pueden cambiar, advertencia que traslado directamente a los lectores: no planeen sus vacaciones alrededor de un estreno, porque se pueden llevar un disgusto.

  • Creed II: defendiendo el legado (Steven Caple Jr; 17 de enero). Aquellos que crecimos siguiendo sagas cinematográficas extensas, como Locademia de Policía (1984-1994), no necesitamos que nos maquillen los números para convencernos de ir al cine. Sería mucho más lindo ir a ver Rocky VIII.

  • Glass (M Night Shyamalan; 17 de enero). En 2017, M Night Shyamalan estrenó Fragmentado, película cuya vuelta de tuerca era que se trataba de una secuela de El protegido (2000). Ahora los personajes de una y otra se encuentran y la vuelta de tuerca quizás sea que se trata de una secuela de Creed II.

  • El regreso de Mary Poppins (Rob Marshall; 24 de enero). La niñera más famosa del mundo (lo siento, Nana Fine) regresa con más canciones pegadizas, más secuencias animadas, más niños en problemas, más villanos capitalistas. Esperemos que no sea más de lo mismo.

  • La gran aventura LEGO 2 (Mike Mitchell; 7 de febrero). Nadie en su sano juicio puede preferir a Lego por sobre Playmobil a la hora de jugar, pero a la hora de ir al cine los ladrillitos pegaron primero y pegaron fuerte. Iremos a verla, sobre todo por la presencia de Batman.

  • Battle Angel: la última guerrera (Robert Rodríguez; 14 de febrero). James Cameron y Robert Rodríguez unieron sus fuerzas para adaptar este famoso manga acerca de una muchacha con ojos demasiado grandes. Al tratarse de una historia japonesa, es probable que empiecen por el final.

  • Capitana Marvel (Ann Boden, Ryan Fleck; 7 de marzo). Es de Marvel Studios, así que podemos predecir que será entretenida, que los críticos la amarán y que habrá una escena después de los créditos que nos dejará enganchados para la película siguiente.

Foto del artículo ''
  • Dumbo (Tim Burton; 28 de marzo). No estoy llorando, se me metió el recuerdo de la escena de “¡vuela, Dumbo, vuela!” de la película original de 1941 en el ojo.

  • ¡Shazam! (David F Sandberg; 4 de abril). Este año se estrenarán al menos seis películas basadas en personajes de Marvel. Como forma de equilibrar la balanza, cada uno de ustedes deberá ir seis veces a ver esta película basada en personajes de DC Comics.

  • Hellboy (Neil Marschall; 11 de abril). Después de dos películas dirigidas por Guillermo del Toro y protagonizadas por Ron Perlman, les deseamos lo mejor al director Neil Marshall y el actor David Harbour, porque tendrán que romperla para ganarse el cariño del público.

  • Avengers: Endgame (Anthony Russo, Joe Russo; 2 de mayo). La vas a ver igual.

  • Pokémon: Detective Pikachu (Rob Letterman; 16 de mayo). Un ejecutivo de Hollywood pensó que la persona correcta para la voz de Pikachu era la misma que hizo de Deadpool. Y todavía no lo han echado.

  • Aladdin (Guy Ritchie; 23 de mayo). Al difundirse las primeras imágenes, la preocupación de las internautas fue que el Genio que interpreta Will Smith no tenía la piel celeste. Se me ocurren muchas preocupaciones más.

  • Godzilla 2: el rey de los monstruos (Motoyoshi Oda; 30 de mayo). El mundo recordará esta película como la precuela de Godzilla vs. Kong, que se estrenará en 2020 para delicia de todos y cada uno de los habitantes del planeta.

  • X-Men: Dark Phoenix (Simon Kinberg; 6 de junio). Si tienen problemas para entender las líneas temporales y las relaciones entre los miembros de los X-Men en la saga cinematográfica, solamente sepan que en los cómics es aun peor.

  • Hombres de negro: internacional (F Gary Gray; 13 de junio). Thor (Chris Hemsworth) y Valquiria (Tessa Thompson) contra los extraterrestres, con la ayuda de Ra’s al Ghul (Liam Neeson) y Emma Thompson, que todavía no apareció en ninguna de superhéroes.

  • Toy Story 4 (Josh Cooley; 20 de junio). Si lloraste con el final de Toy Story 3 (2010), seguramente lo hagas de nuevo. Si no lloraste con el final de Toy Story 3, seguramente entres dentro del perfil de un psicópata.

  • Spider-Man: lejos de casa (Jon Watts; 4 de julio). Acá no hay dimensiones alternativas ni Puercos Araña. Acá está Peter Parker (jovencito, patiño de Iron Man) teniendo nuevas aventuras alrededor del mundo. Ni va a innovar ni va a aburrir.

  • El rey león (Rob Minkoff, Roger Allers; 18 de julio). Una vez que Disney termine de adaptar todas sus animaciones clásicas con actores de carne y hueso, comenzará a adaptarlas con títeres de guata.

  • Los nuevos mutantes (Josh Boone; 1º de agosto). Cuando los X-Men empezaron a envejecer, la editorial Marvel presentó a la generación siguiente de jovencitos con poderes y esta vez Fox (que a esa altura ya será Disney y Marvel) piensa hacer lo mismo.

  • Dora la exploradora (James Bobin; 1º de agosto). Una niña de siete años y un mono de cinco (en Wikipedia son muy específicos) viven aventuras y piden a los niños que los ayuden, lo que significa que los niños se pasan gritándole al televisor. Ahora gritarán en el cine.

  • Rápidos y furiosos spin-off (David Leitch; 1º de agosto). Si tu saga recaudó más de 5.000 millones de dólares en todo el mundo, es lógico que sigan apareciendo historias que contar. En este caso, la de Hobbs y Shaw (no sé quiénes son, pero eso no me vuelve ni mejor ni peor persona).

  • Artemis Fowl (Kenneth Branagh; 8 de agosto). Si Harry Potter es el niño mago protagonista de una saga de novelas, este es un niño ladrón protagonista de una saga de novelas. Ningún pibe nace chorro, así que habrá que tomar en cuenta su contexto social, etcétera.

  • Child’s Play (Lars Klevberg; 15 de agosto). Uno se queja de quienes traducen los títulos de las películas, pero hay que admitir que Juego de niños hubiera sido mucho menos efectivo que Chucky: el muñeco diabólico. Esta es una remake de Chucky: el muñeco diabólico (1988).

  • Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino; 15 de agosto). Quentin Tarantino está de regreso y esta vez trae una historia que gira alrededor de los asesinatos de la familia Manson en 1969. La sangre estaba asegurada aunque fuera una historia sobre pintura para cielorrasos.

  • Downton Abbey (Michael Engler; 12 de setiembre). Tenés tiempo hasta el 12 de setiembre para ver los 52 episodios de la serie británica. O, en mi caso, para ver de nuevo los 52 episodios de la serie británica.

  • The Addams Family (Conrad Vernon, Greg Tiernan; 26 de setiembre). Con diseños que remiten a las ilustraciones originales de Charles Addams (hay en la vuelta un libro que las recopila) llega esta animación acerca de una familia que asusta a los vecinos por lo mucho que se aman los padres.

  • Los ángeles de Charlie (Elizabeth Banks; 31 de octubre). Tres chicas deciden abandonar la policía, seguramente cansadas de la forma en que eran tratadas por sus colegas, y terminan trabajando para un hombre que ni siquiera da la cara.

  • Sonic the Hedgehog (Jeff Fowler; 14 de noviembre). Es un erizo que... corre muy rápido... y colecciona unos anillos dorados... No sé más que eso, siempre fui un chico Nintendo.

  • Frozen 2 (Jennifer Lee, Chris Buck; 5 de diciembre). “Libre soy, libre soy / No puedo ocultarlo más / Libre soy, libre soy / Libertad sin vuelta atrás”. Listo, ahora la vas a estar tarareando hasta diciembre.

  • Star Wars: episodio IX (JJ Abrams; 19 de diciembre). La tercera trilogía de Star Wars llega a su fin y hay una sola cosa en la que todos vamos a estar de acuerdo: Los últimos Jedi (2017) es un peliculón y merece ser vista muchísimas veces. Vamos a estudios.