La Casa Blanca dijo a través de un comunicado que va a declarar una emergencia nacional en la frontera sur de Estados Unidos como una forma de financiar el muro que Donald Trump prometió construir en la frontera de su país con México.

El anuncio se produjo justo antes de que el Senado votara favorablemente para promover un paquete de gastos diseñado para evitar otro cierre del gobierno. Si bien este acuerdo que será firmado por el mandatario no contempla su exigencia de 5.700 millones para empezar a construir el muro en la frontera con México, declarará una emergencia nacional, lo que le permitiría construirlo igualmente con fondos destinados para combatir catástrofes naturales.

“El presidente Trump firmará el proyecto de ley de financiamiento del gobierno y, como lo ha dicho anteriormente, también tomará otras medidas ejecutivas, incluida una emergencia nacional, para garantizar que detengamos la seguridad nacional y la crisis humanitaria en la frontera. "El Presidente una vez más está cumpliendo su promesa de construir el muro, proteger la frontera y asegurar nuestro gran país", establece el comunicado publicado ayer por la Casa Blanca.

El anuncio generó reacciones inmediatas por parte de la oposición demócrata. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer dijeron en una declaración conjunta: “Declarar una emergencia nacional sería un acto fuera de la ley, un grave abuso del poder de la presidencia y un intento desesperado de distraer el hecho de que el presidente Trump rompió su promesa de que México pague por su muro”.