En una ceremonia celebrada en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), la poeta uruguaya Ida Vitale recibió hoy de manos del rey Felipe VI de España el Premio Cervantes. Se trata del máximo galardón de las letras en español.

Vitale, de 95 años, asistió acompañada de su hija Amparo y de sus dos nietas, Emilia y Nuria. Vitale es la quinta mujer premiada con este galardón. Además, es la segunda vez que el premio caen en manos de un uruguayo; el anterior galardonado había sido Juan Carlos Onetti, en 1980.

Según recoge la agencia Efe, Vitale reivindicó, tras recoger el premio, la poesía del Quijote, cuya locura consideró un "frenesí poético", y aseguró que tiene una "devoción cervantina” que “carece de todo misterio". “Mis lecturas del Quijote, con excepción de la determinada por los programas del liceo, fueron libres y tardías", confesó.