En medio del conflicto que Petrobras mantiene con los trabajadores de MontevideoGas, esta última empresa decidió despedir cuatro trabajadores más, que habían participado del control obrero desarrollado el 25 de abril en la planta ubicada en General Flores y Boulevard Batlle y Ordóñez.

Además, la empresa suspenderá a 53 funcionarios por 14 días y anunció la posibilidad de que también sean despedidos.

El Sindicato del Gas (Uaoegas) tomó conocimiento ayer de esta situación, en una reunión que mantuvo con el director nacional de Trabajo, Jorge Mesa, que se había reunido anteriormente con representantes de la empresa.

"Hay que expresar que se impone en forma urgente la intervención del Poder Ejecutivo para defender la fuente laboral y el servicio público de gas natural", finaliza un comunicado del gremio, que convocó a una asamblea para analizar esta situación.