El Ministerio del Interior emitió un comunicado en el que acepta la renuncia del Director (interino) del Instituto Nacional de Rehabilitación, Alberto Gadea, ante los hechos ocurridos en el Centro de Ingreso, Diagnóstico y Derivación del INR (ex Cárcel Central), referidos a la fuga de los detenidos bajo arresto administrativo: Rocco Morabito, Leonardo Abel Sinopoli Azcoaga, Matías Sebastián Acosta González y Bruno Ezequiel Díaz

Dispuso además el inicio de sumarios administrativos (algunos con medidas y otros sin medidas), a funcionarios de dicho centro "según sus responsabilidades y/o competencias".

Morabito escapó en la madrugada de ayer de Cárcel Central junto con otros tres criminales internacionales: Bruno Ezequiel Díaz, detenido por homicidio a solicitud de la Justicia argentina; Matías Sebastián Acosta, a la espera de su extradición desde Brasil, y Leonardo Abel Sinópoli, detenido por falsificación de documento y hurto, y solicitado también desde el país norteño. Todos estaban en celdas distintas. Los reclusos se escaparon de la cárcel tras hacer un boquete en la celda que les permitió salir a la azotea del establecimiento.

El fiscal de Crimen Organizado, Luis Pacheco, explicó a la diaria que el caso de Morabito estaba en la órbita de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), ya que su defensa había presentado un recurso de casación. “Como hubo una fuga, se paraliza el proceso”, explicó, dado que “no podés seguir un proceso con la persona ausente”.

El 6 de junio de 2018, inteligencia penitenciaria le había presentado un documento al INR con detalles de una posible fuga de Morabito, informó ayer VTV Noticias. Según consignó el informativo, el MI tomó conocimiento del documento ayer.