Los precandidatos Óscar Andrade y Ernesto Talvi, del Frente Amplio (FA) y el Partido Colorado (PC) respectivamente, protagonizaron esta noche el primer debate televisado de la campaña electoral, que se realizó en el programa Todas las Voces, de Canal 4, moderado por el periodista Daniel Castro.

El debate se dividió en cinco bloques temáticos. El primero de ellos fue sobre si la pasada fue una década perdida o ganada, y los precandidatos plantearon puntos de vista diametralmente opuestos. Andrade aseguró que “ni el publicista más esmerado (…) puede ocultar los cambios sustantivos” que se han logrado durante los gobiernos del Frente Amplio. Por su parte, Talvi sostuvo que se trató de una “década mezquina” y “mentirosa” durante la cual “comprometimos el futuro de nuestros hijos” pese a haber tenido “una bonanza formidable”. En el turno de réplica, Andrade reiteró que “hay que hacer mucho esfuerzo para desconocer las fortalezas que se construyeron a partir de las políticas del FA” y consideró “curioso que sea la oposición la que nos dé recetas para enfrentar la escasez”. Talvi, por su parte, se preguntó dónde estaría Uruguay ahora si el FA hubiera estado en el gobierno durante la crisis de 2002.

En el segundo bloque, dedicado a la inserción de Uruguay en el mundo y la región, el moderador Daniel Castro preguntó si llevarían adelante una apuesta más “latinoamericanista” o “internacional”, frente a lo cual Talvi aseguró que él considera que “la Patria Grande es el mundo” y que el Mercosur es “un fracaso” y hay que “modificarlo”. “Vamos por un Mercosur zona de libre comercio”, dijo, antes de añadir: “Venezuela y Cuba no son democracias diferentes (...) son dictaduras, y la enorme mayoría de los uruguayos piensa exactamente eso, pero en el FA está prohibido decirlo”. A su turno, Andrade defendió que “los pueblos de América Latina salen del subdesarrollo si se integran” y que el camino para Uruguay “es la transformación productiva” que permita “incorporar valor agregado” a sus productos de exportación, sin referirse a la situación de Cuba y Venezuela.

Foto del artículo ''

“Sindicatos y empresarios” fue el tema del tercer bloque, en el que Andrade acusó a los partidos de la oposición que han gobernado (el Colorado y el Nacional) de haberse dedicado a “pulverizar la negociación colectiva” y pidió que durante la campaña el eje se ponga “en las formas de precarización del trabajo” y no en las demandas del empresariado. Talvi dijo que reconoce “el rol social y legítimo de los sindicatos”, pero subrayó que éstos “no crean trabajo” ni “tienen la posibilidad de proteger los que se pierden”. “El único fabricante de empleo es el empresario, tenemos que cuidarlo un poco e incentivarlo un poco más en estos tiempos”, destacó. En este tramo, el colorado también dijo que van a terminar con la ocupación en los lugares de trabajo porque “eso no es un derecho, viola la Constitución”. Una de las frases fuertes del debate llegó en ese momento: “A un batllista no les van a enseñar a ustedes cómo se protegen los derechos de los trabajadores”, aseguró Talvi

El cuarto eje temático fue el rol del Estado. En este punto Talvi consideró que Estado y mercado “se necesitan mutuamente”, pero lamentó que actualmente tenemos “un Estado que nos cobra mucho, que nos da poco en calidad y cantidad”. Andrade opinó todo lo contrario: “precisamos más Estado apuntalando el desarrollo tecnológico” y “en investigación”, a la vez que las empresas públicas deben ser “la locomotora del desarrollo”.

Foto del artículo ''

En el último bloque temático, titulado por Canal 4 como “lo urgente desde 2020”, Andrade aseguró que el eje principal de un eventual gobierno suyo estará en el trabajo y, en particular, el ex secretario general del SUNCA señaló que duplicaría la inversión en vivienda porque es el sector que genera más puestos de trabajo. También mencionó medidas dirigidas a la vivienda, especialmente para regular el mercado de alquiler y terminar con las segregaciones territoriales. Por su parte, Talvi mencionó la política exterior, y dijo que terminará con la “diplomacia de cóctel” y trabajará por una “reforma del Mercosur”. Además, apeló por el “fin de las conductas de gasto público irresponsable”: ley de responsabilidad fiscal, congelamiento de las contrataciones públicas durante cinco años y unidades reguladoras fuertes.

Los dos precandidatos dedicaron partes de sus tres minutos de cierre a agradecer a su contendiente por participar en el debate, a celebrar el tono en el que éste se realizó y a llamar a que este no sea el último de la campaña. Además, cada uno de ellos se refirió a sus orígenes y a su llegada a la política. Andrade dijo que es la primera vez que un obrero de la construcción puede llegar a la presidencia, a la vez que Talvi aseguró que entró a la actividad partidaria para dejar a sus hijos un “pequeño país modelo”.