Melania es médica. Se recibió el año pasado y se tomó un año sabático viajando por Europa. Consiguió trabajo como azafata en Londres y desde febrero está instalada allí. Chris es estadounidense y está haciendo un master en la misma ciudad. Se conocieron por un amigo en común y empezaron a salir.

Hace unos días tomaron un bus nocturno rumbo a Camden Town y fueron agredidas brutalmente por al menos cuatro hombres. Melania no recuerda si llegó a estar inconsciente, pero recuerda que les gritaban “lesbianas” y les pedían que “hicieran cosas para entretenerlos”. Hacían gestos con sus manos y las provocaban mientras gritaban "scissors" (tijeras).

Les empezaron a tirar cosas y luego comenzaron a golpear a Chris. Melania se acercó para defenderla y fue golpeada también. Llenas de sangre bajaron del bus, donde estaba la Policía y les tomó la denuncia. Las trasladaron a un hospital y la investigación continúa. Además de golpearlas les robaron.

“Hay momentos que no recuerdo, no sé si fue el shock o si quedé inconsciente”. Melania, que no sabe aún si tiene fractura en su nariz, dice que lo que más le indigna es que esta violencia sea usual para las parejas homosexuales.