Los hábitos de práctica deportiva y actividades físicas de los habitantes de Montevideo han cambiado en el último año y medio, y varían en función de la estación del año.

La Secretaría de Educación Física, Deporte y Recreación de la Intendencia de Montevideo (IM) ha estado estudiando las preferencias de los montevideanos y siguiendo la línea de las prácticas deportivas y sus elecciones con dos encuestas de Equipos Consultores, la última realizada este invierno y la primera elaborada a fines en la primavera de 2017.

El profesor Daniel Leite, coordinador ejecutivo de la Secretaría, dijo a la diaria que se pretende visualizar las opiniones en infraestructura y gestión de espacios públicos tras las políticas aplicadas durante 2018 y lo que va de 2019, con el objetivo de optimizar los espacios, proponer actividades y dar accesibilidad a nuevos servicios.

El espacio público se mantiene como el lugar de preferencia para hacer deporte en cualquier época del año. Cuatro de cada diez personas consultadas practican actividad física en los meses de frío, la mayoría son hombres, en tanto seis de cada diez encuestados hace actividad física tres veces por semana y tres de cada diez, una o dos veces por semana.

Foto del artículo ''

Para Leite, estos resultados permiten a la IM apuntar a optimizar los planes que se preparan para primavera y verano, como la habilitación de la temporada de playas el 15 de noviembre.

Estos índices de aprobación aseguran que los recursos económicos y humanos destinados son utilizados por los ciudadanos a quienes están dirigidas las propuestas.

La visualización positiva de la práctica física y el deporte en Montevideo se vio potenciada por lo hecho en 2018, cuando se celebró el Año Departamental de la Actividad Física, junto con la Junta Departamental capitalina.

Caminar, hacer gimnasia y jugar al fútbol son los deportes más elegidos por los montevideanos, y en cuarto lugar está correr o trotar. Las personas que caminan han ido levemente en aumento en los últimos siete años. La mayoría lo hace en espacios públicos, y un poco menor es la cantidad de personas que utiliza instalaciones de clubes deportivos para realizarlas.

Foto del artículo ''

Leite explicó a la diaria que en todos los programas y proyectos desarrollados en espacios públicos se incluyeron servicios para realizar actividad física con más comodidad, como el recientemente inaugurado Parque Capurro, la Plaza de Deportes N°1 en la Aduana, el espacio polideportivo en Villa Colón, la plaza Irineo Leguisamo cercana al Hipódromo de Maroñas; todos son puntos estratégicos en los que los datos de la encuesta de 2017 revelaron la necesidad de invertir en infraestructura recreativa y deportiva.

Bien rumbeados

Siete de cada diez consultados dijo que evalúa positivamente las instalaciones deportivas en espacios públicos en su barrio, y casi la misma cantidad considera como prioritario el deporte en la agenda del gobierno municipal.

Otro de los aspectos potenciados y que es resaltado por el responsable de la Secretaría son las actividades que no implican infraestructura pero sí personal, como lo que se implementó en las playas del Cerro y Punta Espinillo, con programas de actividades acuáticas como Escuela de Mar, y Canotaje. Ahora, y mediante convenios, estas actividades se extendieron todo el año. “Era algo que los vecinos venían reclamando”, dijo Leite. En invierno estos programas se desarrollan con escuelas, liceos y UTU con convenios en la piscinas de las plazas de deportes 11 y 7, del Cerro y Paso Molino, respectivamente.

Se puso en marcha una estructura de personal al que se le asignó nuevas tareas para los meses de frío, incorporando guardavidas durante todo el año en la enseñanza de salvatajes en centros educativos. Esta propuesta atrae a niños y adolescentes a programas que no existían en esos barrios del oeste, resalta Leite.

Asimismo, los puntos de hidratación y baños públicos que se habilitaron en distintos puntos de la rambla, parques y plazas fueron necesidades planteadas por corredores y se tomaron en cuenta.

Se habla también de reactivar la antigua red de picos de agua, que está deshabilitada en gran parte, así como de instalar nuevos mediante convenios con concesiones que se renuevan con instituciones como el Círculo de Tenis del Prado. En esa zona se habilitaron servicios sanitarios para deportistas.

Dentro de las políticas aplicadas en deporte se logró controlar la situación de los grupos de entrenamiento que se apropian de parte de la rambla y de espacios públicos, algo que era reclamado por los montevideanos. Se reorganizó su dinámica. En este aspecto, no hay una herramienta jurídica que la Intendencia pueda aplicar para fiscalizar las actividades comerciales deportivas, pero se trató en los últimos meses de pedir que no se realicen siempre en el mismo lugar y esa rotación de los sitios públicos logró una mejor convivencia.

El Velódromo Municipal también está dentro de este plan de la comuna; es un lugar que se está utilizando con más frecuencia para eventos deportivos, sin dejar de lado las actividades de espectáculos. El aumento en el acceso de los montevideanos a instituciones deportivas privadas y clubes es algo que también se refleja en los consultados. Los datos generales de la encuesta “nos dicen que estamos bien rumbeados con respecto al deporte en la capital”, aseguró Leite.