Este miércoles llegó a 28 la cifra de personas muertas en Australia como consecuencia de los incendios forestales que comenzaron en setiembre y han afectado más de 80.000 km2, un área similar a la de Irlanda o Panamá, informó la agencia de noticias Efe.

Un koala herido es tratado en un hospital de campo improvisado en Kangaroo Island, el 14 de enero.
Un koala herido es tratado en un hospital de campo improvisado en Kangaroo Island, el 14 de enero.

La baja de las temperaturas y la lluvia ayudaron a los bomberos a contener las decenas de focos que continúan activos, pero el fuego está lejos de ser extinguido.

Un perro entre las cenizas de los incendios forestales en una playa en Merimbula, en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, el 5 de enero.
Un perro entre las cenizas de los incendios forestales en una playa en Merimbula, en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, el 5 de enero.

Los incendios también afectaron unas 2.000 viviendas y causaron la muerte de al menos 480 millones de animales.

Residentes viajan en la zona de Bemboka, en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, el 5 de enero.
Residentes viajan en la zona de Bemboka, en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, el 5 de enero.

.