Entre el sábado 11 y el domingo 19 se celebró el 13o Encuentro Internacional de Músicos Jazz a la Calle. Fueron nueve días a toda música: por el escenario mayor, que abrió con Carricola Jazz Orchestra –una big band integrada por alumnos y profesores tanto de la escuela de Jazz a la Calle como de la tecnicatura Jazz y Música Crativa– y cerró con el toque de la Jam On Hot Club de Montevideo, pasaron conjuntos de Argentina, Brasil, Chile, Francia, Paraguay y Uruguay; además, como es habitual, los toques callejeros en distintos puntos de la ciudad les pusieron color a las calles y a los vecinos. Las propuestas musicales cubrieron un arco con muchas estéticas variadas, que el público recibió con un respeto admirable.

Foto del artículo ''

Mercedes es otra cosa en enero. Se transforma. Citadinos y visitantes forman una raigambre distinta. Cada uno, desde su posición, lleva adelante y hace suyo el Jazz a la Calle: quienes organizan, quienes tocan, quienes reciben gente, quienes venden la comida o las artesanías, quienes escuchan, los niños que gozan. Eso, la suma de las partes, volver a hacer las cosas en conjunto de forma comunitaria, le ha dado un carácter popular, como el origen de ese sonido particular al que llamamos jazz.

Foto del artículo ''
Foto del artículo ''

.