“Me cagaron a palos”, cuenta en un audio enviado por WhatsApp a sus allegados Daniel Piñeyro, un trabajador municipal que denunció haber sido golpeado por policías en un control de identidad. “Me empezó a decir: ‘comunista hijo de puta’, ‘estás bien de vivo’ (…) ‘se terminó el recreo’”, agrega.

La denuncia de Piñeyro ya fue presentada ante Asuntos Internos del Ministerio del Interior y será tratada también por la Institución Nacional de Derechos Humanos, informó radio Sarandí.

Piñeyro estaba regresando en moto a su casa desde su trabajo alrededor de las 22.00 cuando lo pararon en un puesto de control en la zona de los accesos. Le pidieron los documentos y todo estaba “en los mejores términos” hasta que uno de los cinco policías presentes en el operativo empezó a hablarle mal, según Piñeyro, después de ver un pegotín del Frente Amplio que tiene en la parte trasera de su moto. “Analizando hoy, en frío, fue eso”, asegura en el audio, refiriéndose al pegotín.

El policía empezó a hablarle mal y le pidió revisar su bolso: “me agarró el bolso y me lo tiró, y me empezó a decir: ‘comunista hijo de puta’, ‘estás bien de vivo’”, en otro tramo, cuenta que también le gritó “cosas referentes a la política”. Ante el ataque verbal, Piñeyro cuenta que siempre respondió sin faltarle el respeto, pero aún así el policía se le encimó un par de veces y lo pechó, ante lo cual él empezó a retroceder. “Daba pa embocarlo, pero me aguanté, me contuve (…) terminé corriendo pa’trás”, hasta que lo alcanzaron. “Cuando me agarraron me dejaron mormoso y ta, me aguanté los palos”, relata. Los golpes terminaron cuando una policía detuvo a sus compañeros.

Pero el tema no terminó ahí: Piñeyro cuenta que lo tuvieron media hora más en el lugar diciéndole que todo había sido culpa de él. Llegaron más policías y finalmente uno de ellos lo amenazó con detenerlo si no le pedía disculpas al policía que lo había agredido.

“No hice nada, me cagaron a palos (…) una impotencia…” agrega Piñeyro en el audio, en el que también cuenta que cuando volvió a su casa se puso a llorar. “Es lamentable”, dice antes de pedir que “tengamos cuidado”. “Si antes el problema era con los delincuentes, creo que ahora lo vamos a tener con los agentes”, concluye.

Se acumulan las denuncias

Por otra parte, Cono Ghiena Urse, hijo de la candidata a la Intendencia de Rocha por el Frente Amplio y ex alcaldesa del Chuy Mary Urse, denunció a través de su cuenta de Facebook un operativo policial que presenció junto a su hija mientras estaba en una plaza de la ciudad fronteriza.

Ghiena posteó una foto en la que se puede ver a efectivos de la Guardia Republicana que tienen a más de diez personas detenidas, arrodilladas en el piso y con las manos en la nuca.

Imagen difundida por Cono Ghiena Urse en su cuenta de Facebook
Imagen difundida por Cono Ghiena Urse en su cuenta de Facebook

“¿Esto es seguridad? Estoy sentado en un banco de la plaza y mi hija jugando en los juegos y de repente mira y me ve arrodillado por los milicos para pedirme cédula”, escribió Ghiena, preguntándose qué habría sucedido si él hubiera estado entre los detenidos. “No nos sigamos comiendo la pastilla, ¿qué quieren demostrar con eso? Vayan a donde hay que ir, está perfecto que pidan documento, pero hay maneras, porque estés mal vestido, tengas rastas o lo que sea no les da derecho abusar, porque hay gente bien. Vayan a donde están los malos realmente, pidan documento y si no lo tiene tomen medidas pero no vengan a tapar el ojo en lugares públicos haciendo pasar mal momento a la gente. Estoy a favor de la seguridad pero no de esa manera y lo vi de lejos con mi propios ojos, actuaron pésimo”, concluyó el denunciante.