Los O'Flannagan han vivido junto al bosque encantado por generaciones, aunque ahora es tal su pobreza que han pensado en vender las tierras familiares ante muy buenas ofertas inmobiliarias. La noche anterior, la pareja discutía al respecto -él quería vender, ella no- cuando una tragedia zanjó la discusión: a pesar de haberse protegido con hierro contra los duendes, como tradicionalmente se aconseja, su hijo desapareció. Ahora tres duendes regresan a devolver al niño, pero juran y perjuran ante la Diosa del Bosque que todo lo ve que ninguno de ellos secuestró al niño. ¿Qué pasó con el heredero de los O'Flannagan?

Envianos un mensaje con la solución a [email protected].

Foto del artículo ''

.