Tras los análisis correspondientes, se confirmó que el cuerpo encontrado en Florida pertenece a Carolina Escudero. Tenía tres disparos de arma de fuego.

La búsqueda se llevó adelante en San Ramón (Canelones) y en Chamizo (Florida). Los restos fueron hallados próximos al arroyo Timote, en el kilómetro 159 de la ruta 6. Estaba en un pozo, en el que derrumbaron piedras para ocultarlo. Estaba semicalcinado y en avanzado estado de descomposición. Se llegó al lugar tras rastrear el teléfono de Carolina y de su presunto femicida.

Escudero estaba desaparecida desde el 11 de enero, cuando se dirigió al trabajo de su ex pareja, de la que se había separado el 31 de diciembre.

Al otro día, el hombre presentó la denuncia de su “desaparición” ante la Policía. Tras ser indagado, se mató. En la carta que dejó para su madre dice que “no tiene nada que ver con lo que pasó” y que se mató “porque lo iban a acusar de algo que no hizo”.

Ambos tenían 27 años y un hijo en común de 3 años. Este caso es el segundo femicidio que se conoce en lo que va del año.