El atletismo uruguayo todavía no tiene deportistas clasificados para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. Al menos un hombre y una mujer representarán al país por cupo de universalidad (invitación), pero Uruguay todavía puede clasificar a sus atletas de forma directa. En ese contexto, son varios los nombres que pelean por lugares en los rankings de sus pruebas. Algunos compitieron entre sábado y domingo.

Despegue listo

Emiliano Lasa dio una señal muy positiva cuando, el sábado, marcó un salto de 8 metros y 11 centímetros en el Torneo Paulista. Lasa volvió a superar los ocho metros por primera vez desde abril de 2019, cuando saltó 8,21. Luego llegaron tiempos complicados para él, por una lesión por estrés en su tibia que se solucionó con una cirugía.

La marca mínima para los Juegos Olímpicos es de 8,23 metros. Si no la consigue, deberá seguir sumando importantes puntos en el ranking. Actualmente no figura en la clasificación internacional, tras mucho tiempo sin poder competir por su lesión. Venía de conseguir en marzo una marca de 7,57 metros, en Montevideo. Su progresión viene siendo ascendente y eso genera optimismo.

María Pía Fernández estuvo durante las últimas semanas preparándose en España. Este fin de semana pudo por fin competir y lo hizo en una prueba que mucho conoce, pero que no es en la que espera clasificar a Tokio. La atleta de Flores fue ganadora de los 800 metros con un tiempo de 2 minutos 5 segundos y 85 centésimas, su mejor marca personal. Una buena señal para pensar en grandes cosas en los 1.500 metros, prueba en la que tiene el récord nacional con 4:09.45, y ocupa el puesto 38 del ranking olímpico (clasifican 45).

María Pía Fernández, compitiendo en los 1500 metros, en el Grand Prix Darwin Piñeyrúa. (archivo, diciembre
de 2020)

María Pía Fernández, compitiendo en los 1500 metros, en el Grand Prix Darwin Piñeyrúa. (archivo, diciembre de 2020)

Foto: Ernesto Ryan

En el camino de ambos será clave el Sudamericano de Buenos Aires, a disputarse entre el 14 y el 16 de mayo.

Aterrizaje forzoso

Los hermanos Martín y Nicolás Cuestas, al igual que Andrés Zamora, corrieron ayer el maratón de Twente, en Países Bajos. La prueba se disputó en un circuito cerrado en el aeropuerto de esa ciudad. El ganador fue el keniata Eliud Kipchoge, recordista del mundo, que consiguió una marca de 2 horas, 4 minutos y 30 segundos.

Los uruguayos iban en busca de 2:11.30, marca mínima para los Juegos Olímpicos. El que mayores expectativas cargaba era Nicolás Cuestas, quien consiguió en diciembre el récord nacional, de 2:11.42. Sin embargo, no pudo completar el recorrido.

Andrés Zamora clavó el reloj en 2:14.18 y mejoró su anterior marca personal, de 2:16.00, que había hecho en el Mundial de Londres 2017. Terminó en el puesto 18. Martín Cuestas registró 2:15.18 y terminó en la posición 21.

Hasta el momento, ninguno de ellos tiene previsto volver a competir en busca de la clasificación, por lo que no habrá uruguayos en la maratón olímpica.