Nacional, de la mano de Gonzalo Bergessio, le hizo tres goles similares a Rentistas que apenas llegó con claridad al arco de Sergio Rochet en el Gran Parque Central. El miércoles irán por el bueno en el Complejo Perrone, en horario laboral y sobre césped plástico.

En el barrio del Cerrito de la Victoria se agazapó la gente frente a la tele como un arquero. El viejo bicho colorado alcanzaba quizás el hito más importante de su historia: jugar las finales por el Campeonato Uruguayo de Primera División. En el barrio La Blanqueada, los tricolores por cumplir con el libreto. Un mentado equipo albo, envuelto en críticas, se presentó de la mano de Martín Ligüera, a jugar la primera de las buenas.

Hubo mucha conversa en la previa. Lo que dijo Jorge Giordano y lo que transmite Martín Ligüera, lo que afirma Alejandro Capuccio y lo que pasó con Liverpool. Fue todo un diálogo previo a la hora del silbato. Un equipo, el Rojo de la avenida General Flores, cayó con lo que tuvo al Parque Central, aunque parezca una obviedad. Es cierto que perdió jugadores a mitad de camino y que la explicación de esa deserción se ubica en un problema central del fútbol criollo. La oportunidad de salir y hacer un mango, la realidad de no dejar nada para que el equipo se renueve. Lo que supone una economía dispar, a la hora de enfrentarse a uno de los grandes del fútbol nuestro.

Entonces, a pesar de haberse vuelto a Sociedad Anónima Deportiva, cuesta establecer el andamiaje. No hay que adjudicarle el presente deportivo, que a pesar de un magro Clausura es de lo mejor de la historia, al nuevo cogobierno tan discutido de la SAD, sino al trabajo de ciertos profesionales y al hambre deportiva de sus dirigidos, que supieron poner por delante el horizonte a la orilla. Así vencieron al mejor equipo del campeonato para desembocar en las finales, el Liverpool de Marcelo Méndez.

El primer tiempo podría entrar en los parámetros de parejo. Aunque Rentistas nunca llegó con claridad al arco de Sergio Rochet. Buscó con Nicolás Colazzo. Se afirmó en la presencia de Carlos Villalba y Ramiro Cristóbal. Tuvo en Salomón Rodríguez cierta elegancia tosca, la fuerza, la ubicación. Nacional sin embargo, y en ese nombre estuvo la gran diferencia, contó una vez más con los goles de Gonzalo Bergessio.

El primero del capitán tricolor que marcó su nombre como en un árbol con navaja, llegó por un anticipo del delantero en un córner. El segundo también. El primero, fue un entrevero de botines que terminó con el juguete en la red. Hay quienes lo tildaron de gol en contra. Pero el hecho de la ambición con el arco del delantero es lo que hace que el gol sea suyo, aunque los diarios digan otra cosa.

El segundo fue más claro aunque parecido. Un anticipo, esta vez en el primer palo, de Gonzalo Bergessio, hizo encender a Alejandro Capuccio que gastó la línea punteada a su alrededor. El delantero conectó de cabeza en la puerta del área chica, sorteó la férrea marca del zaguero y salió buscando el banderín para festejar.

Mathías Laborda, de Nacional,  convirtió el tercer gol de Nacional a Rentistas, este domingo, en el Gran Parque Central.

Mathías Laborda, de Nacional, convirtió el tercer gol de Nacional a Rentistas, este domingo, en el Gran Parque Central.

Foto: Sandro Pereyra

Nacional encontró la fórmula en los tiros de esquina. Que siempre tienen mucho que ver con quién patea, aunque es cierto también que la ubicación en el área es fundamental. Pero el duelo en la marca significó para Rentistas la muestra gráfica de la diferencia entre un equipo y otro. Nacional fue contundente como equipo grande que es, Rentistas fue dubitativo en los tiros de esquina como un debutante. Pecó de inexperiente el equipo de Capuccio y cometió errores claves como la marca al hombre en las pelotas quietas. Así llegó el tercero de Mathías Laborda ya entrado el segundo acto y con presencia implacable en el área. La revancha del miércoles ya se estaba jugando.

Sobre el final se revolearon un par de tarjetas amarillas y hubo algunos empujones. Rentistas nunca llegó con claridad. Tampoco lo hizo Nacional pero tuvo en Bergessio una vez más la diferencia sustancial en el marcador. El miércoles la Copa se muda a Camino Mendoza para una fecha histórica. El resultado fue abultado frente al volumen de juego, pero aseguró la tranquilidad de uno para la revancha del miércoles, frente a la ansiedad del otro que ve cómo se le escapa lo que ni siquiera había soñado. Sobre el final, Sergio Rochet sacó del ángulo un tiro libre de Salomón Rodríguez. La ventaja de Nacional de cara al miércoles tiene nombres y apellidos.

Detalles

Estadio: Parque Central

Árbitros: Esteban Ostojich, Richard Trinidad, Santiago Fernández y Gustavo Tejera.

Nacional (3): Sergio Rochet; Mathías Laborda, Guzmán Corujo, Agustín Oliveros, Nicolás Marichal; Felipe Carballo (86’ Emiliano Martínez), Joaquín Trasante, Alfonso Trezza (84’ Armando Méndez), Gabriel Neves; Bryan Ocampo (79’ Pablo García), Gonzalo Bergessio (86’ Thiago Vecino) . Entrenador: Martín Liguera.

Rentistas (0): Yonatan Irrazabal; Mathías Abero (73’ Franco Pérez), Damián Malrrechaufe, Maxi Amondarain, Andrés Rodales; Agustín Acosta, Carlos Villalba, Ramiro Cristóbal, Nicolás Colazzo; Nahuel Acosta (46’ Gonzalo Vega), Salomón Rodríguez. Entrenador: Alejandro Capuccio.

Goles: 7’ y 29’ Gonzalo Bergessio (N), 65’ Mathías Laborda (N).