Peñarol se quedó con el triunfo en la contienda clásica, celebración en la que cinco colores pelean por la alegría y la tristeza; esa fiesta en la que comulgan tantas emociones, promesas y cábalas como personas terminó en celebración aurinegra.

“En los tres partidos [del Apertura] que jugamos no fuimos menos que los rivales y no merecíamos ese solo punto, por lo que era fundamental ganar hoy. Estuvieron todos a la altura, jugaron como se juegan los clásicos, con el cuchillo entre los dientes, como marca la historia de Peñarol”, dijo Ignacio Ruglio al término del cotejo, y destacó a Agustín Canobbio: “Lo que corrió fue anormal”.

Ambos necesitaban sumar de a tres, pero Peñarol estaba más complicado, porque sólo acumulaba un punto en tres fechas. Esta primera victoria en el Torneo Apertura no sólo le dio tres puntos, sino que le otorgó la satisfacción de ganarle a su clásico rival por segunda vez en su estadio, donde ahora se jugaron seis clásicos. Ya lo había hecho por el Torneo Intermedio de 2020, el 13 de diciembre de aquel año.

Antes y durante

El del domingo se trató de un cotejo impregnado de imprecisiones, sobre todo en el conjunto de Pablo Repetto, y plagado de faltas, reflejadas en una expulsión para cada lado.

Agustín Álvarez, de Peñarol, y Nicolás Marichal, de Nacional, este domingo, en el estadio Campeón del Siglo.

Agustín Álvarez, de Peñarol, y Nicolás Marichal, de Nacional, este domingo, en el estadio Campeón del Siglo.

Foto: Ernesto Ryan

La fiesta de este domingo en el Campeón del Siglo fue vibrante. La alegría y el nerviosismo se adueñaron de los barrios. Desde el aeropuerto hasta el recinto carbonero los hinchas de Nacional se apoderaron de las calles. Del otro lado, los locales, el pueblo carbonero, esparcidos por todos lados, ubicados en cada recoveco posible, generando la fiesta.

Las tribunas amarillas y negras ovacionaron a los jugadores de la sub 20 que salieron a la cancha para mostrarles la Copa Libertadores de la categoría obtenida días atrás.

Esa ovación se repitió cuando Cepellini cambió penal por gol y los aurinegros gritaron el único tanto de la jornada. A la media hora de juego, por una falta de Christian Almeida sobre Ignacio Laquintana, Leodán González pitó penal. El silencio apareció por primera vez en toda la jornada durante esos segundos en los que Cepellini craneaba su disparo. La mandó al fondo de la red y eso del silencio fue pasado.

Juego cortado

Nacional llegó con malas noticias. Por primera vez se enfrentaron oficialmente Mauricio Larriera y Pablo Repetto. El segundo tuvo la mala suerte de no contar con Brian Ocampo y Matías Zunino, quienes se quedaron afuera del clásico por estar lesionados.

Al comienzo, una falta de Alfonso Trezza sobre Kevin Dawson dejó sentido al golero aurinegro. El árbitro tuvo que intervenir constantemente, porque las imprecisiones y la falta de juego colectivo fueron los protagonistas del comienzo de la disputa, lo que no sólo generó que no hubiera buen fútbol, sino además que el partido se parara constantemente por faltas y discusiones.

Damián Musto, de Peñarol, y Felipe Carballo, de Nacional, este domingo, en el estadio Campeón del Siglo.

Damián Musto, de Peñarol, y Felipe Carballo, de Nacional, este domingo, en el estadio Campeón del Siglo.

Foto: Ernesto Ryan

Ninguno dominaba ni era mejor que el otro. Matías Aguirregaray era el más participativo y preciso del conjunto local, mientras que en Nacional Felipe Carballo era el más incisivo.

Recién a los 18’ tuvo la primera chance clara el partido y fue obra de Peñarol. El Vasquito le entregó un buen pase al Canario Álvarez Martínez, que estaba bien parado en el área frente al arco, pero Sergio Rochet evitó que se abriera el marcador.

Nuevamente pudo haber convertido el carbonero a los 27’, cuándo Juan Manuel Ramos sacó un remate desde lejos y con mucha potencia tras un pase desde la esquina, que se fue muy cerca del arco.

Por momentos Peñarol jugaba mejor, porque era más ofensivo, lo que perduró hasta que llegó el primer gol de la jornada.

Mejores y eficaces

Luego del 1-0, el espectáculo se tornó más entretenido, no por buenas jugadas, sino todo lo contrario. Una falta de Cepellini sobre Ramírez que el árbitro chequeó en el VAR le costó la tarjeta roja al autor del gol y produjo la complicación para el aurinegro, que pasó a jugar con diez varones.

Enseguida Alfonso Trezza derribó a Laquintana, que con un pase de Agustín Canobbbio buscaba el segundo. Leodán sacó otra roja de su bolsillo, con lo que quedaron diez contra diez, pero luego fue convocado por el VAR, lo que le sirvió para revertir su decisión: Trezza volvió a entrar al partido, con tarjeta amarilla, y entonces el tricolor continuó con ventaja en jugadores.

Hinchas de Peñarol, este domingo, en el estadio Campeón del Siglo.

Hinchas de Peñarol, este domingo, en el estadio Campeón del Siglo.

Foto: Ernesto Ryan

En el complemento probaron Canobbio de pelota quieta, Emmanuel Gigliotti con un cabezazo que pegó en el palo y el Pumita Rodríguez con un remate que tapó bien Dawson. Una patada desde atrás de Gigliotti a Canobbio le costó la segunda amarilla y debió salir de la cancha a los 81’. Enseguida Canobbio estuvo a punto de convertir el segundo.

Los de Larriera trabajaron para mantener el resultado, pero también mostraron intenciones y situaciones como para mejorarlo, para ganar en tranquilidad y sacarle ventaja al poco tiempo de juego que quedaba. Lo lograron, con creces, porque al final el manya fue superior, también en el aspecto defensivo, luego de muchos minutos de batallar en desventaja de futbolistas.

Detalles

Estadio: Campeón del Siglo
Árbitros: Leodán González, Carlos Barreiro y Javier Irazoqui
Árbitros VAR: Gustavo Tejera y Nicolás Tarán

Peñarol (1): Kevin Dawson; Matías Aguirregaray, Hernán Menosse, Ramón Arias, Juan Manuel Ramos; Damián Musto (86’ Rodrigo Saravia), Walter Gargano (92’ Agustín Álvarez Wallace); Ignacio Laquintana (56’ Edgard Elizalde), Pablo Ceppelini, Agustín Canobbio; Agustín Álvarez Martínez (56’ Rubén Bentancourt). Entrenador: Mauricio Larriera

Nacional (0): Sergio Rochet, José Luis Rodríguez, Leonardo Cohelo, Nicolás Marichal, Christian Almeida (45’ Camilo Cándido), Santiago Rodríguez (56’ Emmanuel Gigliotti), Felipe Carballo, Alfonso Trezza (45’ Leandro Otormín), Manuel Monzeglio (79’ Diego Zabala), Santiago Ramírez, Ignacio Ramírez. Entrenador: Pablo Repetto

Goles: 31’ Pablo Ceppelini –de penal– (P)
Expulsiones: 39’ Pablo Cepellini (P), 82’ Emmanuel Gigliotti (N)

Resultados

Viernes 25
3-0 Boston River - Cerro Largo
1-1 Plaza - Fénix

Sábado 26
1-2 Rentistas - D. Maldonado
0-1 Liverpool - Danubio
1-0 Wanderers - Defensor

Domingo 27
1-0 Peñarol - Nacional

Lunes 28
17.00 River - Cerrito
19.15 Torque - Albion

Torneo Apertura

Equipo PJ PG PE PP GF GC DG PTS
Wanderers 4 3 1 0 6 1 +5 10
D. Maldonado 4 3 0 1 9 5 +4 9
Danubio 4 3 0 1 4 2 +2 9
Liverpool 4 2 1 1 7 1 +6 7
Boston River 4 2 1 1 5 2 +3 7
Fénix 4 2 1 1 4 5 -1 7
Rentistas 4 2 0 2 7 9 -2 6
Plaza Colonia 4 1 2 1 6 2 +4 5
Nacional 4 1 1 2 6 4 +2 4
Torque 3 1 1 1 5 4 +1 4
River Plate 3 1 1 1 3 3 +0 4
Peñarol 4 1 1 2 2 3 -1 4
Cerrito 3 1 0 2 1 4 -3 3
Defensor 4 1 0 3 2 7 -5 3
Albion 3 0 1 2 4 10 -6 1
Cerro Largo 4 0 1 3 1 10 -9 1

.