Los números de los últimos tiempos no mienten. Con el de este domingo, Liverpool alcanzó su cuarto título en la Primera División: Intermedio 2019, Supercopa 2020 y el Clausura del mismo año. Este fue el primer Apertura de los negriazules, campeonato corto que consiguieron tras ganarle a Fénix 1-0. Gonzalo Carneiro, figura y pico de Liverpool, fue el autor de gol del título.

Liverpool hizo 32 puntos y ganó el Apertura sacándoles cuatro y cinco puntos a Nacional y Deportivo Maldonado, segundo y tercero, respectivamente. El negro de la cuchilla dependía de sí mismo porque había llegado con una unidad más que los tricolores, y el equipo de Jorge Bava cumplió.

Gonzalo Carneiro, Santiago Romero y Gastón Martirena, de Liverpool tras el gol de Carneiro de penal, en el estadio Belvedere

Gonzalo Carneiro, Santiago Romero y Gastón Martirena, de Liverpool tras el gol de Carneiro de penal, en el estadio Belvedere

Foto: Ernesto Ryan

El mérito se acrecienta al contemplar que más de la mitad de los jugadores titulares ante Fénix nacieron futbolísticamente de las inferiores de Liverpool: el arquero Sebastián Lentinelly, los defensas Federico Pereira, Gonzalo Pérez y Gastón Martirena, y los mediocampistas Fabricio Díaz y Alan Medina. Estos dos últimos, puntualmente, fueron de los mejores jugadores de todo el torneo: Díaz, con la solvencia en la mitad de la cancha, es de los futbolistas sub 20 que más proyección tienen; Medina, siempre picante, fue el goleador del equipo, con cinco tantos.

Además de los jugadores de la casa, el negriazul supo reforzarse. Santiago Colo Romero le dio solidez en la mitad de la cancha; creció a lo largo del campeonato hasta cerrarlo de gran manera. También con curva ascendente de rendimiento fue lo que hizo Carneiro, delantero completo que marcó varios goles y, cuando no pudo en esa labor, se convirtió en uno de los mejores asistidores.

Foto del artículo '¡El campeón del Apertura es Liverpool!'

Foto: Ernesto Ryan

Saber ganar (y sufrir)

El partido en Belvedere fue parejo. Liverpool remó muchísimo para ganarlo porque empezó y terminó siendo superado por Fénix. Claro, la lucidez entre los 15 y los 45 minutos del primer tiempo, gol incluido, le alcanzó para salir victorioso.

Fénix estudió bien al negriazul. Con un mediocampo apretado, logró desconectarle los circuitos de juego, en primer orden, para después generar peligro con jugadas directas y tiros lejanos. Un seguro Lentinelly fue factor clave para que el arco de Liverpool haya terminado en cero.

Foto del artículo '¡El campeón del Apertura es Liverpool!'

Foto: Ernesto Ryan

Antes de convertir de penal, Liverpool empezó a avisar, sobre todo con tiros de media distancia, entre los que se destacó uno de Rodrigo Rivero. Díaz y Romero fueron tomando la manija poco a poco, Alan Medina se contagió y se puso picante, Carneiro pesó con su exuberancia física en el área.

Fue en un contragolpe rápido que sucedió la jugada del penal, casi en el cierre del primer tiempo. Medina recibió entrando al área y decidió esquivar al arquero Agustín Requena, quien se lo terminó llevando puesto a la altura de la rodilla. El penal, cobrado en primera instancia por Esteban Ostojich, fue ratificado en el VAR. Pin y a cobrar para Carneiro, que lo pateó de zurda, fuerte, cruzado y abajo.

Agustín Requena, de Fénix

Agustín Requena, de Fénix

Foto: Ernesto Ryan

El segundo tiempo fue con la radio picante. Una decía que Liverpool ganaba en Belvedere, la otra informaba que Danubio y Nacional hacían de las suyas. En ese aire los negriazules buscaron ampliar distancias para estar tranquilos en esa dependencia de sí mismos. Hubo chances, Rivero casi la cuelga del ángulo en un tiro libre, pero no entró ninguna. Fénix, con mucho ímpetu, fue por el empate y lo tuvo a mal traer a Liverpool.

Aquello de “primero hay que saber sufrir” fue una constante en el negriazul. Le pasó en los partidos del cierre del año y el último no fue la excepción. Sufrió, cierto, y también supo ganar. Así se forjan los campeones.

Jorge Bava, entrenador de Liverpool.

Jorge Bava, entrenador de Liverpool.

Foto: Ernesto Ryan

Detalles

Estadio: Belvedere.
Árbitros: Esteban Ostojich, Nicolás Tarán y Pablo Llarena.

Liverpool (1): Sebastián Lentinelly; Federico Pereira, Gonzalo Pérez, Joaquín Sosa y Agustín Cayetano; Fabricio Díaz, Santiago Colo Romero (90’ Pablo González) y Gastón Martirena (53’ Ignacio Rodríguez); Alan Medina (53’ Lucas Lemos), Rodrigo Rivero (72’ Hernán Figueredo) y Gonzalo Carneiro (90’ Thiago Vecino). Entrenador: Jorge Bava.

Fénix (0): Agustín Requena; Juan Álvez, Mathías Techera (70’ Ignacio Sosa), Andrés Barboza (54’ J. Toledo) y Adrián Argachá; Roberto Fernández, Camilo Núñez (70’ Martín Bueno) y Agustín Amado (46’ Gonzalo Vega); Fabián Estoyanoff, Diego Casas (70’ I. Pereira) y Gustavo Viera. Entrenador: Ignacio Pallas.

Gol: 45’ Gonzalo Carneiro (L), de penal.