Dos senadores de la coalición de gobierno tuvieron una discusión en la última sesión del año de la Comisión de Vivienda y Ordenamiento Territorial por un proyecto de ley que busca solucionar el problema de los deudores en unidades reajustables (UR) del Banco Hipotecario. La comisión trató dos iniciativas vinculadas a la temática, una de la bancada de Cabildo Abierto y otra del legislador del Partido Colorado (PC) Germán Coutinho, y los integrantes acordaron pasar la discusión de ambos textos para la primera sesión de 2022, luego del receso parlamentario.

En este contexto, los senadores Carlos Camy –del Partido Nacional (PN) y presidente de la comisión– y Coutinho protagonizaron una discusión que puso fin a la sesión. Según la versión taquigráfica, a la que accedió la diaria, la discusión se dio una vez que la comisión se decidía a pasar el análisis en profundidad de los proyectos para el año que viene y Camy señaló que se iba a buscar caminos alternativos con jerarcas del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), lo que molestó a Coutinho.

“Hoy volví a tener una reunión con jerarquías del MEF y estamos avanzando en la consideración de un proyecto en el que hemos trabajado junto con el señor senador [Sergio] Botana y el Poder Ejecutivo”, dijo Camy, y agregó que se le informó que “faltan algunos números específicos para poder confirmar si hay alguna propuesta alternativa”. “En función de ello, y viendo que nos quedan 20 minutos de la última sesión de la comisión de este período, me parece mucho más sensato considerar el tema en la primera sesión del período venidero”, agregó.

Más tarde, cuando fue su turno de hablar, Coutinho respondió: “Creo, sinceramente y con total franqueza, que hemos buscado excusas para no asumir escenarios de responsabilidades”. En otro tramo de su alocución el senador colorado se refirió a los deudores en UR y expresó: “¿Qué respuesta les vamos a dar? Yo me comprometí y tengo un compromiso político y real, porque como me comprometí antes de la campaña, ahora lo quiero cumplir. Lo que me parecía injusto antes también me parece injusto ahora. Definitivamente, pienso lo que debe ser también para esa gente con deudas tener que vivir en el día a día este tipo de situaciones, ¡y no dan más, no dan más! Desde los fríos escritorios analizamos, vemos y generamos un montón de tiempos en que el tema parece residual”. Durante todo su discurso Coutinho insistió en la necesidad de que el proyecto salga de la comisión y pase al plenario del Senado para que se le dé media sanción.

Germán Coutinho (archivo, junio de 2020).

Germán Coutinho (archivo, junio de 2020).

Foto: Ernesto Ryan

“Creo que no ha habido excusas, como se aludió, sino distintas consideraciones desde el punto de vista político”, dijo Camy más adelante. “Hoy, a diez minutos de terminar la reunión y sin la totalidad de los integrantes de la comisión, no estamos a tiempo para decidir sobre un tema tan importante”, apuntó.

La discusión fue en aumento porque Coutinho reiteró su intención de que el proyecto saliera de la comisión, pero manifestó que no era necesario incluirlo en el orden del día del plenario del miércoles, cuando sería la última sesión. “¿Para qué quiere que salga de comisión entonces?”, preguntó Camy, a lo que el legislador colorado respondió: “Para que salga de comisión”. Luego añadió que la intención era incluirlo “en el orden del día de la tercera legislatura”. “Tercer período”, lo corrigió Camy. “Usted está muy ajustado a las palabras precisas”, retrucó Coutinho. “Como tiene que ser”, sentenció el presidente de la comisión.

Pero el intercambio no terminó ahí y subió de tono. “Me parece bien; aquí estoy ajustado a la voluntad política. ¿Y sabe qué? Si acá no vienen las personas con las propuestas o iniciativas para solucionar este tema, voy a reiterar en forma permanente que fueron excusas”, dijo el colorado, y el blanco respondió: “Hágase cargo. Las mías no son excusas”. “No hago referencia a usted. Si hago referencia a usted, se lo digo directamente”, siguió Coutinho. “¡Decímelo cuando quieras si son excusas! ¡No son excusas!”, respondió el nacionalista. “Te lo diría directamente”, apuntó el senador colorado, a lo que Camy respondió: “¡Me lo vas a decir, porque te voy a obligar a que me lo digas!”.

La discusión siguió en ese mismo tono, y Coutinho dijo: “Creo –y lo digo con claridad– que quienes han manifestado tener soluciones y no las tienen terminan generando un escenario de excusas. Tú sabés quiénes son los protagonistas de los que estoy hablando. No estoy haciendo referencia a vos; lo sabés muy bien”. Tras ello, Camy levantó la sesión.

En diálogo con la diaria el pasado martes luego de la sesión, Camy había restado importancia a la discusión con su socio de la coalición: “No hubo discusión, para nada. Tengo una gran relación con el senador Coutinho”.

En tanto, la senadora nacionalista Gloria Rodríguez, también integrante de la comisión, afirmó que “fue una sesión dentro de lo normal, de lo que esperábamos, con la discusión y la ansiedad que tenemos todos para que se solucione este tema”. “Que la ansiedad a veces lleva a que se eleve un poco la voz y nos ponemos un poco nerviosos, ah, eso sucede”, expresó, aunque agregó que “en ningún momento” hubo “necesidad de separar a nadie”. Según dijo, el origen de la discusión fue “la ansiedad del senador Coutinho sobre su proyecto” y la posición del “senador Camy como presidente” de que “no era oportuno en ese momento entrar en la discusión” de fondo sobre la iniciativa.