Juan Lacaze

Estas viendo todos los artículos con la etiqueta "Juan Lacaze".







3.000 personas en la actividad

Organizaciones sociales de Juan Lacaze conformaron mesa de diálogo para atender emergencia laboral

Es difícil establecer cuánta gente había el viernes de tarde sobre la calle José Salvo, la principal del centro de Juan Lacaze. Los organizadores estiman que eran unas 3.000 personas, otros dicen que en realidad eran un poco menos y tampoco faltó alguna queja de quienes esperaban una concurrencia todavía mayor, más acorde a las expectativas que se habían generado en la previa. Pero alguna cosa se puede sacar en limpio: era muchísima gente movilizada en relación a la población de Juan Lacaze (unas 13.000 personas), nadie en el pueblo quedó indiferente frente a los asuntos que se pusieron sobre la mesa (las discusiones, de hecho, siguieron en otros ámbitos durante todo el fin de semana) y, en general, hay confianza en que puedan surgir nuevos emprendimientos laborales, como para compensar la crisis que atraviesan los 260 trabajadores de la empresa papelera Fanapel, que sigue cerrada, en medio de una gran incertidumbre. Otra conclusión posible de la asamblea: pese a todo, algo empezó a cambiar en el estado de ánimo de los sabaleros.



Con “mejoras” en exoneraciones energéticas

Representantes de Fanapel estudian nueva propuesta del gobierno

Los días pasan y la empresa Fanapel no parece salir a flote. “Sin novedades”, dijo Marcelo Olaverry, presidente del sindicato de la empresa, el Centro Unión Obreros Papeleros y Celulosa (CUOPYC), tras una nueva reunión tripartita el viernes, en la que volvieron a participar integrantes de los ministerios de Industria, Energía y Minería, y de Economía y Finanzas. Luego de haber estudiado los números de la empresa por intermedio de una comisión técnica interministerial, en el Ejecutivo se agudizó la preocupación por este sector productivo.





Cooperativa de Juan Lacaze presentó proyecto

Sigue sonando

La cooperativa textil Puerto Sauce presentó su proyecto industrial ante las autoridades y los habitantes de Juan Lacaze, la ciudad más porfiadamente industrial de Colonia. En la presentación el dirigente textil Johnny Solahegui dijo, más de una vez, que no quería llorar. Sus compañeros le perdonaron la mentira; en el fondo, todos sabían cuáles serían las consecuencias de volver a escuchar el sonido del vapor de la caldera después de tantos años.