Ir al contenido

Nacional / Sociedad | Miércoles 17 • Marzo • 2010

El presidente José Mujica participó, ayer, en el acto de inauguración del curso de Tecnólogo Cárnico.
El presidente José Mujica participó, ayer, en el acto de inauguración del curso de Tecnólogo Cárnico.

Ganas de universalizar

Descentralización y regionalización de la Udelar reúne apoyos diversos.

Ayer el Consejo Directivo Central de la Universidad de la República (CDC, Udelar) realizó una sesión extraordinaria en Tacuarembó, y allí recibieron al presidente de la República, José Mujica, y al vicepresidente, Danilo Astori. La última sesión del CDC fuera de Montevideo se había realizado en el año 2000, en Salto.

Tacuarembó fue el sitio elegido para desarrollar en el correr del día varias actividades protagonizadas por la Udelar. A las 14.00 se presentó el “Desarrollo de prototipo de neuronavegador”, que fue creado por el Grupo de Tratamiento de Imágenes (GTI) de la Facultad de Ingeniería junto con la Cátedra de Neurocirugía del Hospital de Clínicas y neurocirujanos del Hospital de Tacuarembó. “El aparato permite desplegar la ubicación de un instrumento quirúrgico sobre las imágenes de un estudio de tomografía computada o resonancia magnética del paciente, lo que posibilita al cirujano saber en qué lugar preciso está operando en cada momento”, reseña la página web de la Udelar.

Dos horas más tarde se inauguró la carrera de Tecnólogo Cárnico, emprendimiento conjunto entre la Udelar y el Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP, ex UTU) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), en el que intervienen también el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y el frigorífico Margfrig.

Centros desfasados

A esta serie de inauguraciones hay que sumar que el CDC sesionó en Tacuarembó, y no se trata de una casualidad. Varios discursos de campaña señalaron la importancia de reforzar la actividad de la universidad en el interior del país.

En una entrevista publicada por el semanario Brecha el 26 de febrero, Mujica habló de “conversaciones previas” con la UdelaR señaló la posibilidad “de crear centros universitarios descentralizados” y desechó la idea -que él había manifestado durante la campaña electoral- de crear una universidad estatal: “La línea menos costosa es que esta Universidad abra el paquete y se multiplique”.

Sin embargo, también ayer diputados de la oposición difundieron sus proyectos de crear una segunda universidad estatal. Uno fue Javier García, de Alianza Nacional (Partido Nacional), quien afirmó que su proyecto “fue el primero en ser presentado en la Cámara de Diputados ante la nueva legislatura [2010-2015]”. El otro pertenece a Fernando Amado, de Vamos Uruguay (Partido Colorado), que presentó su proyecto ayer de tarde en la Cámara de Diputados.

Todos de acuerdo

Luego de la sesión del CDC, Rodrigo Arocena, rector de la Udelar, dijo a la diaria que los representantes del gobierno nacional escucharon los planteos de la universidad, formulados a través de varios integrantes del CDC, y que hubo coincidencia en señalar “que este esfuerzo por construir centros regionales está bien orientado”, así como la idea de construir grupos de investigadores de alta dedicación y de crear carreras conjuntas con otras instituciones públicas, como el caso de la carrera de Tecnólogo Cárnico. “Hay una marcada e importante convergencia en torno a que la educación terciaria llegue a todo el país”, dijo Arocena.

Acerca de la posibilidad de obtener un aumento presupuestal que plasme esta intención, el rector indicó que la Udelar prepara un plan 2010-2020 que influirá en dos quinquenios de obra y que eso requerirá una inversión especial: “Hoy hay un ambiente de convergencia nacional de descentralizar la universidad, y, más que de descentralizar, se habla de regionalizar, de construir centros universitarios regionales con creciente nivel académico y con creciente nivel de autogesitón”, dijo Arocena y agregó que mañana ingresará a la asamblea general del Claustro “un borrador de la nueva ley orgánica que, de aprobarse, permitiría que los centros regionales tengan una cuota de autonomía y de incidencia cada vez más grande”.