El precandidato del Partido Colorado (PC) por el Partido de la Concertación (PdlC) Luis Alberto Ney Castillo se bajó ayer de su postulación, según confirmó al semanario Búsqueda. La decisión ocurrió después de que la Convención Nacional del PC que se llevó adelante el 26 de enero evidenciara que el candidato no contaba con el apoyo esperado dentro del PC, dijo el propio Castillo.

“Aquel apoyo institucional del PC ya no está”, dijo Castillo al semanario, recordando cuando los líderes partidarios Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay, VU), José Amorín Batlle (Batllistas de Ley) y Ope Pasquet (VU) decidieron ofrecerle que fuera el candidato colorado por el PdlC en 2013.

El elemento que distorsionó sus planes fue, en parte, la aparición de un tercer candidato para el PdlC, de perfil independiente, Edgardo Novick, que consiguió apoyos que él esperaba propios: “Ha ingresado a la competencia otro candidato contra quien nada tengo desde el punto de vista personal y que merece todo mi respeto [...] pero es público y notorio que se trata de una candidatura que no surge del partido. Es y se presenta a sí mismo como independiente, y su candidatura surge como expresión de su propia voluntad personal, sus buenas intenciones de devolver a la ciudad parte de lo que ésta le dio y su proclamada capacidad económica para solventarse los gastos de una campaña”. El ex candidato agregó: “Yo no corro más esta carrera. No tengo que explicarle a nadie que no tengo plata y, fundamentalmente, si bien no integro la orgánica partidaria, creo en los partidos. La democracia y la República necesitan partidos fuertes por encima de personas fuertes”.

La cocina

La Convención Nacional del PC del 26 de enero, que debió ser un simple “trámite administrativo” para habilitar una tercera candidatura por el PdlC, según explicaron algunos dirigentes, terminó siendo una exhibición de los cambios internos que sufrió el PC en este último año, del atomizamiento de VU y del debilitado liderazgo de Pedro Bordaberry.

El órgano había sido convocado para que el PC aprobara la participación de Novick, el tercer candidato “independiente” de la Concertación, pero durante la discusión del tema algunos dirigentes colorados se mostraron dispuestos a apoyar directamente a este postulante y no a Castillo, el candidato oficial del partido. Concretamente, se trataba de la agrupación liderada por el diputado más votado de VU en Montevideo y secretario general del PC en la capital: Guillermo Facello (Amigos de Óscar Magurno), al que se le sumó el dirigente Guzmán Ifrán (de la agrupación Vamos Orientales, que tiene una diputada, Valentina Rapela). Además, Alberto Iglesias (Uruguay es Posible, que integra Batllistas de Ley) mostró dudas en apoyar a Castillo. Todo esto se sumaba al rechazo ya explícito del diputado Fernando Amado (escindido de VU) al PdlC.

La Convención respaldó por 169 votaron a favor, siete en contra y 20 abstenciones la habilitación de la candidatura de Novick, pero entonces comenzaron los problemas. En un intento por encolumnar al partido detrás de Castillo, Bordaberry propuso una moción que le exigía a Novick la adhesión al programa del PdlC y que afirmaba que los colorados debían presentarse en listas respaldando la candidatura de Castillo. Esta moción, sin embargo, no fue aprobada. “La discusión se centró en el procesamiento de lo primero; el apoyo a Castillo quedó en segundo orden. La mayoría de los convencionales entendieron que la candidatura ya estaba aprobada”, explicó uno de los participantes, que dijo que Bordaberry debería haber presentado dos mociones diferentes. Al final de la Convención, cuando se quiso abordar el respaldo a Castillo, ya no había el cuórum mínimo de 62 personas en el órgano que permitiera aprobar la moción.

“El problema es que el candidato independiente no es tan independiente: tiene pasado colorado y sabe que necesita bases políticas a presentarse; ediles que salgan a canalizar los votos”, describió un dirigente colorado, que recordó que Juan Salgado, socio de Novick en el shopping Nuevocentro, es también directivo de la Asociación Española, donde Facello se desempeña como gerente comercial.

Facello declaró a la diaria que tanto su agrupación como la de otros dirigentes, como Iglesias, Ifrán y el diputado Juan Ángel Vázquez “éramos contestes de que con la candidatura de Castillo y Garcé no se fortalecía lo suficiente al PdlC como para competir con el Frente Amplio”. En ese marco, consideró que Novick “era la persona indicada para aumentar y potenciar al PdlC”, y comentó que este empresario “ha tenido militancia dentro del PC con Jorge Batlle en las instancias del balotaje de 1999 y además reúne todas las características de los hijos del Uruguay batllista”; también destacó cómo pasó de ser un feriante a un exitoso empresario. “Varias agrupaciones entendíamos que Novick, después de su habilitación, iba a permitir votar con mayor cantidad y ganas al PdlC. Nos íbamos a sentir más cómodos votando a Novick que a Castillo”, expresó, aclarando además que nunca llegaron a hablar de la presentación de listas con el candidato independiente.

¿Y ahora qué?

El secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del PC, Germán Cardoso (VU), inició una serie de contactos con los principales dirigentes partidarios en busca de sondear un posible nombre para presentar como candidato colorado. “En las próximas 48 horas vamos a intercambiar opiniones y visiones para estar dando una respuesta como partido a la opinión pública el lunes”, dijo.

El PC deberá enfrentar dos duras “restricciones”, describió el senador Ope Pasquet. La primera es que el PdlC tiene plazo hasta el 8 de febrero para anunciar sus candidaturas, y la segunda es que aquellos colorados que participaron en las elecciones internas no pueden ser candidatos del PdlC, lo que excluye a prácticamente todos los dirigentes de peso. Esto, explicó el legislador, “reduce muchísimo el universo de candidatos posibles”. “Estamos buscando alguna persona que pueda representar adecuadamente a los colorados”, resumió Pasquet, que fue uno de los pocos que se opuso en la Convención a habilitar la candidatura de Novick, preguntándose a quién van a responder sus ediles si el candidato no gana las elecciones.

Facello planteó que el candidato que represente al PC podría ser el propio Novick: “¿Por qué no? ¿Por qué tenemos que cuotificar dentro del PdlC para que haya candidatos colorados o blancos? Se supone que es un partido nuevo, aunque todos tenemos antecedentes: [Álvaro] Garcé es blanco y Novick, colorado”, dijo. Ya le propuso esa posibilidad a Cardoso, y otros dirigentes colorados la ven como la más probable, dado el panorama complicado.

Al parecer, el propio Novick no tiene ganas de identificarse con ningún partido dentro de la Concertación. “Yo soy independiente”, afirmó a la diaria: “En noviembre voté a [Luis] Lacalle Pou, en 2009 a [Pedro] Bordaberry, en 2004 a [Jorge] Larrañaga y en 1999 a [Jorge] Batlle. Soy un hombre de personas, no de partidos”.