Continúan los conflictos en la Intendencia de Cerro Largo (ICL): ayer el senador electo y candidato a la reelección por el Partido Nacional para ocupar el sillón departamental, Sergio Botana, dijo al programa Rompkabzas de la radio El Espectador que analizará denunciar penalmente a su sucesor en la intendencia, Pedro Saravia, porque el lunes de noche presentó un informe financiero-contable a la Junta Departamental de Cerro Largo (JDCL) en el que figuran 100 millones de pesos de deudas y sólo 12 millones disponibles, lo que no permite que la ICL cubra sus gastos de funcionamiento y cumpla con sus obligaciones. Botana considera que se trata de una "jugada política y una campaña de desprestigio" en la que Saravia y el Frente Amplio (FA) están unidos para que no sea reelecto. A su vez, aseguró que existe más dinero en poder de la ICL y que sí se puede pagar los sueldos de los funcionarios.

Saravia dijo a la diaria que no es "cómplice de las cosas que están mal", y que ayer presentó "documentación oficial y certificada"; "yo no inventé nada", afirmó. También sostuvo que no tiene "ningún acuerdo con el FA". "Si a él le parece que eso está mal, lo lamento mucho", añadió.

El informe analiza cuatro aspectos: Vivienda, Hacienda, Personal, y Maquinarias y Obras. Saravia explicó que el estudio realizado en el área de Vivienda corrobora que 70% de los 115 millones de dólares que el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) había enviado para construir viviendas fueron utilizados para financiar otras cosas, tal como había sostenido en mayo de 2014 la Comisión Investigadora de la JDCL que se formó para analizar ése y otros temas, y había ratificado la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) en agosto de ese año. Según Saravia, con 110.000 dólares se compraron las luces del estadio de fútbol del departamento. Además, afirmó que no se sabe con exactitud en qué se gastó el resto, porque el dinero fue depositado en una cuenta común de la ICL, contrario a lo que exige el MVOTMA, y por ende "entró y salió" sin los controles apropiados.

Por otro lado, Botana asegura que los fondos no se desviaron: "Con la plata de las viviendas hicimos viviendas". Con respecto a las luces del estadio, dijo que "es cierto que el día que se pagaron, por un error, no sé si de la intendencia o del banco, el dinero salió de las cuentas de vivienda, pero esa plata fue repuesta".

El informe de Hacienda también fue desmentido por Botana. Saravia señaló que recibió la ICL con un déficit de 300 millones de pesos. El estudio dice que en los últimos 40 días Botana donó 20 millones de pesos, que los gastos de funcionamiento y retribuciones personales rondan los 40 millones y que las retenciones de los funcionarios son de tres millones, que se pagan atrasados, y que, obviamente, no alcanza el dinero. Botana afirmó que el monto total de las donaciones es de 11 millones, no de 20, y que se trata de "donaciones a las instituciones [no gubernamentales] para no agrandar el funcionamiento del Estado", explicó que "muchas cosas se hacen a través de instituciones, por ejemplo las [relacionadas con el] deporte, la comisión de carnaval, etcétera". Declaró que hay disponible un total de "unos 30 millones para afrontar 13, 14 millones" de gastos, contrario a lo que alega Saravia. "La ICL puede perfectamente pagar los sueldos", sostuvo Botana. "Cuando mi gobierno se fue dejamos todo al día", agregó. Sobre las retenciones aseguró que "las que no se pagaron son aquellas de las que no había venido la cuenta, pero quedó la plata para pagarlas". Según él, ahí está el dinero para pagarle a ANDA; la cooperativa intimó a la ICL para que pague los créditos de los funcionarios. Del informe también se desprende que la ICL tiene deudas con varios acreedores, entre ellos ANCAP, y retenciones que no se pagaron, que en conjunto ascienden a 100 millones de pesos. Botana sostuvo que "lo de ANCAP se pagó todo, lo que no pagamos fue lo último", porque tampoco "había llegado la cuenta".

Además de desmentir el informe, Botana asegura que si la ICL cobra lo adeudado con OSE y vende algunos terrenos, podrá saldar el déficit. Saravia explicó que entrará dinero de OSE por "la reparación de calles rotas", cuestión que está en negociación. "El problema es que él pedía una plata por metro cuadrado, y OSE en el resto del país paga menos de la mitad. OSE va a pagar una cifra mucho menor", sostuvo Saravia. Según el edil frenteamplista Ademar Silvera, Botana pedía ocho veces más.

En cuanto a los terrenos, Saravia señaló que Botana compró hace tres años un predio para fraccionarlo, con el objetivo de que se vendieran y edificaran; pero la JDCL rechazó la solicitud de venta tres veces, por ende "no puede contar con ese dinero, porque no existe". "Ahí te faltan tres o cuatro millones de dólares más", agregó. "Es muy fácil decir que si saco el 5 de Oro pago todo, ¡pero primero tengo que sacarlo!", comentó.

Botana niega todo. Dijo a Rompkabzas: "No sé si no haré una cosa que no me gusta hacer, que es recurrir a la Justicia para resolver cuestiones de carácter político". "Casualmente, antes de cada elección me hicieron denuncias, pero todo quedó en la nada. ¿Qué pasó con todo eso?", agregó.