A un año del dato inflacionario que despertó las alarmas en el gobierno, los especialistas consultados mensualmente por el Banco Central del Uruguay (BCU) estimaron que el aumento de precios en marzo sea de 0,6%, similar al 0,58% registrado en igual mes de 2014 por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De concretarse las proyecciones, se mantendría la inflación interanual estable a un nivel de 7,45%. En otro orden, pronostican que el país cerrará 2014 con un crecimiento de su producción de 3,4% y que en 2015 se desacelerará a 2,9%.

Que la inflación proyectada para marzo sea de 0,6% no preocupa, pero sí podría hacerlo la proyección de un aumento de precios de 7,81% para dentro de 18 meses, superior al techo del rango inflacionario fijado por la autoridad monetaria (entre 3% y 7%) y casi tres puntos arriba de lo que se propuso Tabaré Vázquez cuando asumió la presidencia (5%). Tomando un horizonte más lejano, a 24 meses, el aumento de precios se ubicaría en 7,53%.

Los analistas también hacen estimaciones sobre la evolución de otras variables macroeconómicas, como el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), la evolución del empleo, el resultado de las cuentas públicas y el tipo de cambio.

En este sentido, los consultados mantuvieron la proyección de crecimiento de la economía uruguaya para 2014 en 3,4%, dato que se corroborará el 26 de marzo, cuando el BCU publique el cuarto informe trimestral de las cuentas nacionales que cierra 2014. En cuanto al año que corre, las proyecciones indican una desa- celeración en la economía, que crecería 2,9%, y para 2016 se prevé un crecimiento de 2,85%; ambos guarismos son 0,5% menores que los proyectados en el mes anterior.

En materia de empleo las proyecciones se mostraron estables respecto de los últimos dos meses, estimando que el año cierre con un aumento de 0,2% en el nivel de empleo. En cuanto a los resultados fiscales, se proyecta un déficit público 0,1% mayor que en febrero, de 2,9% del PIB hacia el final del año que corre, y ligeramente menor, de 2,8%, para 2016.

Por último, las observaciones con respecto al tipo de cambio continúan fuertemente al alza. Según los consultados, el dólar se ubicará a 25,1 pesos a fines de marzo y seguirá aumentando en el correr de los meses, con proyecciones que lo señalan a 26,2 en junio, a 27 a fines de año y a 29,4 al cierre del próximo.