El Consejo de Ministros comenzó ayer, según contó luego, en conferencia de prensa, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, en un ciclo de sesiones de preparación del presupuesto quinquenal. El jerarca explicó que en la reunión hizo una presentación describiendo las características actuales de la economía uruguaya y sus perspectivas, y la definición de las etapas de elaboración del presupuesto. Astori dijo que aún no está definida la meta fiscal e insistió en que el presupuesto tendrá que elaborarse con “gran cautela” por el contexto internacional, aunque, dijo, el país “sigue creciendo; en un contexto de desaceleración ha mantenido niveles muy interesantes de crecimiento, que se explican por los márgenes de maniobra que le permiten a Uruguay encarar estas situaciones”.

El ministro insistió en que “va a haber” inversión pública, y en que la inversión pública por medio de las empresas públicas se debe coordinar mejor: “Aspiramos a que en este período haya una mejor coordinación en este punto que en la que hubo en el período pasado”. También reiteró que se buscará que el sector privado tenga “un papel especialmente importante” en las obras públicas mediante la metodología de participación público-privada.

Sobre cómo afectará la sentencia judicial que establece que se debe otorgar un aumento de 26% a los funcionarios judiciales, retroactivo a 2011, Astori dijo que la situación se tendrá en cuenta porque “podrá generar gastos en el futuro”. Consultado sobre cómo se establecerán los aumentos presupuestales a la educación para alcanzar el 6% del Producto Interno Bruto, Astori afirmó que el gobierno todavía no tiene “una gradualidad definida”, y recordó que el programa del Frente Amplio “dice que en este período se irá tendiendo hacia el 6%”.

En el Consejo también hubo un informe del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca sobre la situación de “déficit hídrico” en el país. El titular de la cartera, Tabaré Aguerre, indicó que van 60 días sin lluvias, lo que afecta particularmente el rendimiento de los cultivos de verano, y dijo que si bien la situación “no es alarmante”, se monitorea permanentemente.