Los partidos de la oposición entregarán esta semana al Poder Ejecutivo una carta con la distribución de los cargos ofrecidos por el presidente Tabaré Vázquez en las empresas públicas y organismos descentralizados que le corresponderá a cada uno, según el acuerdo que alcanzaron en los últimos días. El Partido Nacional (PN), el sector Batllistas de Ley del Partido Colorado (PC) y el Partido Independiente (PI) acordaron que los cargos se repartieran por el criterio de proporcionalidad por cociente decreciente según los votos obtenidos en la última elección nacional, informó el senador Pablo Mieres (PI).

El legislador explicó que si bien ya se dio a conocer la cantidad de cargos que tendrá cada partido, no se va a hacer público qué empresas le corresponden a cada uno hasta que la lista no “sea enviada formalmente” a Vázquez. Además, resta que el sector mayoritario del PC, Vamos Uruguay, le dé el “visto bueno” a la propuesta.

Mieres dijo que ya se negociaron todos los cargos que ocupará la oposición, incluyendo a los ministros del Tribunal de Cuentas de la República (TCR), de la Corte Electoral (CE) y los cargos de secretarios y prosecretarios en el Parlamento. Sin embargo, la lista que se entregará esta semana corresponde solamente a los 26 cargos ofrecidos por Vázquez en las empresas públicas, entes autónomos y servicios descentralizados. Los demás fueron parte del “acuerdo de distribución” alcanzado, pero “los del Parlamento no hay que conversarlos con Vázquez” y los del TCR y CE “van a discutirse más adelante”, seguramente con posterioridad a las elecciones departamentales del 10 de mayo, agregó. “Luego, cada partido va a mandar una nota al presidente con los nombres propuestos para ocupar los cargos, para que se envíen las venias”, informó Mieres.

Según el acuerdo, de los 39 cargos que se distribuyeron, le correspondieron 26 al PN, 11 al PC y dos al PI. Unidad Popular decidió no ocupar ningún cargo y ejercer el control de la gestión de gobierno desde la banca conseguida en el Parlamento.

Según el criterio elegido por los partidos para la distribución, el PN tuvo la posibilidad de elegir los dos primeros cargos, de los cuales uno fue para Todos Hacia Adelante, el bloque de sectores que respaldó la candidatura de Luis Lacalle Pou, y el otro para Alianza Nacional. El PC recién pudo elegir en tercer lugar. En declaraciones a El Telégrafo de Paysandú, Lacalle Pou expresó que para la distribución de los cargos “se usa un criterio de justicia, a partir del resultado electoral, con cociente decreciente en el orden de prelación de elección de cada cargo”, por lo que Lacalle Pou elegiría un director para ANCAP, mientras que el líder de AN, Jorge Larrañaga, optaría por Antel. “Hay organismos que tienen una preeminencia histórica tradicional; no es lo mismo ANCAP que la Oficina Nacional Electoral o el Frente Marítimo”, dijo Lacalle Pou. Con respecto al nombre que integrará por el PN el directorio de ANCAP, el líder blanco señaló que lo tiene pero no lo va a decir. “Soy muy respetuoso y hasta que no esté oficialmente determinado a quién le toca ese cargo, y suscrita la carta, no lo voy a decir; soy muy cuidadoso de las formas”, declaró. Según palabras del vicepresidente Raúl Sendic en Salto, recogidas por El País, la oposición ya le informó del acuerdo alcanzado y de las dificultades con el sector de Bordaberry, que tienen que ver con una disputa sobre “a quién le corresponde ANCAP".