El encuentro entre el equipo económico del gobierno y el PIT-CNT se llevará a cabo en los próximos días, y allí se espera que el Ejecutivo dé detalles del alcance del acuerdo con el Secretariado del FA, que además de eliminar los aumentos en la tercera franja del IRPF, dispuso una subdivisión de la cuarta franja en dos tramos (de 50.101 a 100.000 pesos, y de 100.001 a 167.000), la disolución de los topes a las deducciones al IRPF en las franjas más bajas, y la no postergación de gastos en infraestructura, educación, ciencia, tecnología e innovación.

Los detalles del acuerdo se anunciarán hoy tras el Consejo de Ministros. El jueves, Vázquez no dio demasiadas pistas de algunos puntos del acuerdo como, por ejemplo, cuánto más se aumentarán las alícuotas del IRPF en los salarios de las franjas superiores. Estos y otros detalles son los que quieren conocer por los dirigentes del PIT-CNT, que el viernes titubearon en la Mesa Representativa entre levantar definitivamente el paro o aprobarlo, y culminaron aplazando la decisión. De no haberse anunciado este acuerdo, la Mesa Representativa de la central habría bajado a sus sindicatos una propuesta de paro general para el 29 de junio sin mayor debate. Pero las palabras de Vázquez cambiaron la percepción de muchos dirigentes sindicales y terminaron generando una discusión calificada por algunos sindicalistas de “variopinta”. El presidente de la central, Fernando Pereira, junto con otros gremios, propuso levantar el paro, en función de que los cambios que impulsó el gobierno habían sido un avance; pero en el otro extremo, sindicatos como la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado, la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria y la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB) consideraron que el paro debía realizarse de todos modos. Fernando Ferreira, de la FOEB, argumentó que la medida “tiene que ser contra la política económica del gobierno: la suba de tarifas públicas a principio de año que se comieron el ajuste de los funcionarios públicos, las pautas salariales que no cambiaron y el hecho de que debería gravarse el capital en vez del trabajo”.

Ante estas visiones contrapuestas, Abdala propuso tomar un camino conciliador, con una moción que implicaba que el viernes 17 de junio se volviese a discutir en una nueva sesión de la Mesa Representativa qué medidas tomar ante la situación, a sabiendas de que a esa altura la central ya conocerá en detalle la propuesta del gobierno. Esta iniciativa contó con 26 votos, mientras que la propuesta de seguir con el procedimiento previsto para el paro recogió 17 adhesiones.

Cita concedida

El presidente Tabaré Vázquez recibirá el 21 de junio en la residencia presidencial de Suárez y Reyes a una delegación de la Unión Ferroviaria, junto a dirigentes sindicales del PIT-CNT y la Mesa Sindical Coordinadora de Entes, informó el sitio web de la central. El 23 de mayo, durante el Consejo de Ministros abierto que se realizó en José Batlle y Ordóñez, Lavalleja, Vázquez había prometido a militantes de este sindicato que los recibiría. El gremio viene denunciando la mala gestión de Servicios Logísticos Ferroviarios, la empresa operadora pública de derecho privado que la Administración de Ferrocarriles del Estado integra junto con la Corporación Nacional para el Desarrollo. Carlos Aramendi, presidente del sindicato, dijo la semana pasada en la Comisión de Transporte, Comunicaciones y Obras Públicas que el volumen de carga que maneja esta empresa cayó 35% en el último año.