Se reunió ayer por segunda vez la Comisión Especial con fines legislativos a partir de los llamados Panama Papers y jurisdicciones similares del Senado, y en la ocasión recibió al subsecretario del Ministerio de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri, a los asesores Fernando Serra, Malena Díaz y Natalia Acosta, al director general de Rentas, Joaquín Serra, al subdirector, Álvaro Romano, y al asesor de la Dirección General de Impositiva Guillermo Nieves. En la primera citación de la comisión compareció el presidente del Banco Central del Uruguay, Mario Bergara. El senador del Frente Amplio Leonardo de León, que integra la comisión especial, explicó que estuvieron analizando “el proceso de evolución de la transparencia en el Uruguay” y el proyecto de ley del Poder Ejecutivo “para seguir avanzando en la transparencia, en relación al secreto bancario, y en ir logrando impactar en las vulnerabilidades que todavía tiene el sistema”. “Esta comisión surge por el escándalo mundial de los Panama Papers y hay más de 9.000 millones de dólares de uruguayos en el extranjero, muchos de ellos a través de estas off shores, y eso por lo menos es lo que se sabe, hay otros en bonos y demás”, añadió. De León explicó que la finalidad de la comisión especial es legislar para evitar “la opacidad” que pueda tener el actual sistema. “La idea es analizar, junto a los distintos organismos del Estado vinculados al tema, todos los puntos que nos permitan ver si hay vulnerabilidades, y si es necesario legislar, legislar. El tema es claro: de qué manera una parte importante del capital trata de evadir”, concluyó.