“Rechazamos enfáticamente el fallo de la Corte de Roma”, dice el comunicado de la Asociación de ex [email protected] Políticos de Uruguay. Para Crysol, hubiera sido “muy positiva y hasta necesaria” una condena “firme y tajante para todos los encausados de Uruguay”. Más allá de que no modificaría sustancialmente la situación procesal de la mayoría de los imputados, salvo la de Jorge Tróccoli, que vive en Italia y fue el único en participar del juicio, y de Pedro Mato, fugitivo de la Justicia uruguaya, la asociación cree que una sentencia “acorde a la realidad de lo sucedido y probado” habría sido una “gran caricia en el alma de quienes desde hace varias décadas mantienen bien en alto las banderas de Verdad y Justicia, en el país y fuera de fronteras”. El comunicado expresa que ha sido “una nueva derrota”, pero “ni la primera que sufrimos ni tampoco la más importante”. Baldemar Taroco, integrante de Crysol, dice que no sabe si considerar el fallo una derrota o, más bien, “un nuevo golpe” que lo que hace es “exigirnos más trabajo, mayor esfuerzo en la búsqueda de nuestros compañeros desaparecidos”. Aunque tenían “cierta expectativa”, sobre todo en el caso de Tróccoli, Taroco, con voz tranquila, le dijo a la diaria: “A esta altura, uno de la Justicia ya espera muy poco”. Pero el fallo no implica más que un golpe, en tanto no paralice. “Llamamos a todas y a todos los ex presos políticos a redoblar los esfuerzos y la militancia de todos los días por Verdad, Memoria, Justicia y Reparación y reclamamos una actitud más enérgica al Poder Ejecutivo”, dice el comunicado, y Taroco agrega: “Vamos a seguir impulsando las causas y trabajando en ellas, y esperemos que avancen”, ya que “van sumamente lentas”. Para Crysol, luego del fallo, “los implicados y sus secuaces en los ámbitos políticos, económicos, periodísticos y judiciales, se sentirán alentados a redoblar sus esfuerzos y, sobre todo, sus presiones sobre una institucionalidad que, salvo honrosas excepciones, no ha asumido a cabalidad y con convicción profunda la investigación de los crímenes del pasado dictatorial”. Para Taroco, “lo único positivo que deja el fallo es la oficialización del Cóndor, pero otra vez quedamos en la puerta, otra vez no conseguimos justicia”. Sin embargo, dice, “seguiremos reclamando verdad y justicia, sin ningún sentido de revancha ni venganza” y “vamos a seguir buscando a nuestros compañeros desaparecidos”.