Ir al contenido

Nacional | Miércoles 11 • Enero • 2017

La Intendencia de Maldonado prestará instalaciones del Campus a Universidad de la Empresa

La Intendencia de Maldonado (IDM) firmó un acuerdo con la Universidad de la Empresa (UDE), mediante el cual le cede instalaciones de la tribuna este del estadio Domingo Burgueño Miguel, más conocido como Campus de Maldonado. La directora del Centro Universitario Regional Este de Maldonado (CURE) de la Universidad de la República (Udelar), Estela Delgado, se enteró por la prensa, se sorprendió y se preocupó bastante. Pensó que las instalaciones que se le cedían a la universidad privada eran las que actualmente utiliza la Udelar, es decir, la planta baja. Pero lo que se le cede en realidad es el primer piso, espacio que hasta hace unos meses la Udelar usaba, ya que tenía allí el consejo, la dirección, la biblioteca y la bedelía, pero ya se realizó la mudanza completa y ahora solamente ocupa la planta baja, donde tiene salones.

Según dijo Delgado a la diaria, el CURE no va a tratar el tema, por lo que su opinión no es la de la institución. Sin embargo, la mayor preocupación, explica, es conservar los salones: “Nosotros tenemos nuestro edificio, pero sigue siendo insuficiente. Los salones del Campus son vitales, si no, no podemos seguir impartiendo las 14 carreras que hoy brindamos ni comenzar las clases en marzo”. La Udelar intentó un convenio con la administración del intendente nacionalista Enrique Antía, pero “no se logró firmar” y la ausencia de papeles preocupa.

Sin embargo, según dijo a la diaria el secretario general de la IDM, Diego Echeverría, “jamás estuvo en riesgo ni en discusión la instalación de la Udelar en instalaciones nuestras”. Agregó: “Creemos en la convivencia entre instituciones públicas y privadas, con lo cual, de la misma forma en la que se apoyó a la Udelar, se está apoyando a la UDE”.

En las justificaciones del acuerdo, la Dirección General de Administración y Recursos Humanos de la IDM “considera positiva la instalación de dicho centro de estudios sugiriendo que dicha contratación no supere la finalización del período de gobierno” y “debiendo ser de cargo de la UDE los costos de energía, OSE, Antel y limpieza”. Según Echeverría, la UDE “va a dictar carreras que hoy no se dictan en Maldonado y que amplían la oferta educativa, para que pueda seguir creciendo como ciudad universitaria”.

La resolución dice que la UDE “va a sumar en Maldonado áreas de conocimiento estratégicas para el desarrollo local y regional que hoy no existen en plaza”, como la Licenciatura en Gestión Agropecuaria, la carrera de ingeniero agrónomo, la Licenciatura en Informática, la carrera Ingeniería en Informática, la carrera de contador público, la Licenciatura en Marketing, la Licenciatura en Fisioterapia, carreras de enfermería, la carrera de analista en marketing, la de analista en recursos humanos y la de analista en comercio exterior. Las carreras de contador público e informática ya las brinda la Udelar de forma gratuita en Maldonado.

La Comisión de Amigos de la Udelar considera “preocupante e improcedente” que “sean destinados inmuebles y espacios públicos a una institución educativa privada” y “sin que mediara proceso competitivo alguno”. Lilia Muniz, presidenta de esa comisión, dijo a la diaria que “en una institución pública como es el Campus, que es de todos, una cosa es la Udelar, que también es de todos, y otra una universidad privada, que no tiene nada que hacer en un lugar de la intendencia y el pueblo de Maldonado”.

En esta línea, la comisión dice “no entender la decisión”, teniendo en cuenta que ya existe el proyecto del Parque Educativo Urbano, mediante el cual se ceden a instituciones universitarias y terciarias terrenos en la zona cercana al CURE, proyecto impulsado por los gobiernos frenteamplistas. En este sentido, Delgado dice que con la administración pasada, la de Óscar de los Santos, el proyecto del parque “tenía una dinámica más fluida” y que la administración Antía ha presentado algunas propuestas que a su entender “no son las más adecuadas”, como la cesión de un espacio para el Sanatorio privado Cantegril, para desarrollar un proyecto de equinoterapia. “No es que esté en contra de eso, que me parece bien, pero el parque urbano educativo es para instituciones terciarias educativas y ahora se está formalizando este uso del terreno, que en principio tenía otro uso”, dice Delgado, y explica que su cuestionamiento fundamental es “que se designen estos lotes con otros objetivos que no sean los que originalmente tenía el parque”.

Hoy por hoy, la única institución educativa terciaria que está formalmente instalada y en funcionamiento es el CURE. El secretario general de la IDM, encargado del proyecto, dice que el parque “estaba en estado de abandono” y esta administración “lo recuperó, potenció y difundió en el extranjero”, por lo que “se fortaleció lo que llaman el parque urbano educativo”. Respecto de la gestión anterior, dijo: “Ellos no lograron instalar ninguna universidad, aunque es obvio que no es sencillo instalarse y construir una universidad, por eso preferimos ponerle el hombro”.

Para Muniz “se borró de un codazo el parque educativo”. Según ella, “la voluntad política no existe” y Antía no “confía ni cree en la Udelar a pesar de haberse formado en ella”, pero en el comunicado la comisión afirma que confían en “mantener y enriquecer el diálogo con la Intendencia de Maldonado”. Echeverría dice que “a la Udelar le damos un gran y permanente apoyo; de hecho, está instalada hasta el día de hoy en el Campus de Maldonado”. Dijo también que no entiende los cuestionamientos, que “no se saca a uno para poner a otro” y que “no podemos cerrarle las puertas a la descentralización universitaria: esas posturas no interpretan que esto es para descentralizar el desarrollo universitario”.

La IDM también pidió a la Udelar que libere el espacio que utiliza en el Mercado Agrícola, donde tenía laboratorios. Delgado cuenta que tiene un diálogo casi permanente con Echeverría, y que la gestión ha sido receptiva con algunos reclamos recientes del CURE, como la instalación de luminarias y un espacio para estacionamientos, pero dijo que les podían haber comentado algo, porque fue “bastante sorpresivo” haberse enterado como se enteraron.


Etiquetas