Ir al contenido

Nacional | Jueves 05 • Enero • 2017

Médicos de Treinta y Tres consideran “inadmisible” convenio entre ASSE y Comett

La Agremiación Médica de Treinta y Tres (AMTT) dio ayer una conferencia de prensa en la capital olimareña para continuar informando a la población sobre la discrepancia entre el convenio de complementación firmado a fines de noviembre entre la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y la Cooperativa Asistencial Médica de Treinta y Tres (Comett). El gremio está en asamblea permanente por el conflicto y el 13 de enero se reunirá por este tema la Regional Este de la Federación Médica del Interior, que nuclea a los médicos de Cerro Largo, Treinta y Tres, Rocha, Lavalleja y Maldonado.

En la conferencia de ayer, Marcos Suárez, vocal de la AMTT, informó: “En los últimos días hemos recibido notificaciones de médicos agremiados que han debido asistir a usuarios de Comett en otras dependencias”. “Dichos pacientes fueron derivados en forma inadecuada, lo que pone en riesgo su seguridad, pudiendo no sólo comprometer la vida de los mismos sino también la actuación médica, dada la precariedad de los traslados realizados”, agregó. Al ser consultado por la prensa local, Suárez mencionó que la mutualista no cuenta con los recursos materiales para una adecuada atención y sostuvo que existen “irregularidades” en los traslados. Sin dar detalles, mencionó que las condiciones en que se hacen los traslados deben ser las adecuadas y que debe darse una correcta transmisión de datos de una institución a otra. En diálogo con la diaria, Osvaldo Bianchi, presidente de la Agremiación Médica de Treinta y Tres, comentó que varios traslados se han llevado a cabo porque la institución no cuenta con las especialidades básicas que debería tener -medicina general, ginecología, pediatría y cirugía-, y que derivan casos comprometedores para las instituciones que los reciben. Afirmó que tienen documentado el caso de una usuaria de Comett que el 29 de diciembre llegó a la mutualista cuando estaba a punto de parir y, como no había ginecólogo, el médico general la derivó al hospital, con tres centímetros de dilatación; tuvo a su bebé, volvieron a la mutualista, pero como no había pediatra, fueron trasladados nuevamente al hospital. Los médicos también saben de situaciones en las que la mutualista llama al 911 para que la atención sea cubierta por emergencias móviles, a pesar de que se trata de casos que no deberían pasar por el 911 y que la mutualista debería cubrir por sí sola.

La AMTT está preocupada por el funcionamiento del convenio entre ASSE y Comett: “Estas situaciones pueden generar instancias médico-legales que van a aumentar con la puesta en práctica del mismo [del convenio], generando así más gastos a la institución pública, ASSE, por posibles juicios que podrían iniciar los usuarios afectados”, planteó Suárez en la conferencia.

Por todo eso, el vocero transmitió que “la Agremiación Médica considera inadmisible la firma del convenio de complementación”.

Ayer de mañana, antes de la conferencia de prensa, los médicos se reunieron con Susana Bouyssounade, directora departamental de Salud, y le plantearon todas sus preocupaciones. “La doctora Bouyssounade nos comentó que estaba al tanto de las denuncias de ciertas irregularidades de funcionamiento de esta institución, que se habían elevado informes por parte de la misma al Ministerio de Salud Pública [MS], que se habían realizado observaciones a dicha mutualista y que estaba en el seguimiento de la modificación de las mismas”.

Se estima que el convenio comenzaría a aplicarse en febrero o marzo; hasta ahora, ASSE le vende servicios. Los médicos reprueban que, a partir de la entrada en vigor del convenio, ASSE deba solicitar con 90 días de anticipación los especialistas que contrate de Comett -ginecología, pediatría y traumatología-, y también que deban ser contratados según los laudos del Sindicato Anestésico Quirúrgico, “lo que significa una inequidad [respecto] de las remuneraciones que reciben los médicos de ASSE”.

Consultada por la diaria sobre las irregularidades de la mutualista, Bouyssounade expresó: “Acá en lo local no vamos a hacer ninguna declaración por el momento, lo van a manejar desde central”. El hecho de que el convenio no haya incluido la opinión de los actores locales y que haya sido establecido desde Montevideo, sin conocer la realidad local, es otra de las causas de la molestia en el gremio médico, así como del ex director del hospital Mario Motta, que renunció a su cargo a raíz de este tema. Bouyssounade está al tanto de la situación de Comett y también fue informada por los funcionarios no médicos del atraso en el cumplimiento de créditos laborales. Los funcionarios terminaron cobrando el 2 de enero, pero el atraso con los médicos continúa.


Etiquetas