El concepto de feminicidio (o femicidio) proviene de la tradición sociológica feminista y se utiliza para explicar los homicidios de mujeres por razones de violencia de género. (1) A nivel operativo, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por su sigla en inglés), distingue entre los homicidios de mujeres a manos de parejas y aquellos causados por familiares. (2) En Uruguay, las cifras oficiales son compiladas por el Ministerio del Interior (MI), que distingue entre asesinatos de mujeres a manos de parejas y ex parejas y los provocados por familiares. En esta nota, comienzo analizando la situación de Uruguay en comparación con otros países de la región. Luego, describo la evolución de la tasa de denuncias policiales de homicidios en Uruguay: la tasa de homicidios según sexo de la víctima y la tasa de feminicidios de mujeres de 15 años o más entre 2012 y 2016. Finalmente, discuto las implicaciones de este análisis en relación al proyecto de ley que tipifica el femicidio como agravante del homicidio, el cual fue aprobado por unanimidad en la Cámara de Senadores y se encuentra a discusión en la Cámara de Diputados. (3)

1. Feminicidio en América Latina: la situación de Uruguay

Según datos de UNODC, en 2012, las Américas ocuparon el segundo puesto mundial en relación a la tasa de feminicidios cada 100.000 habitantes. La región con mayor prevalencia fue África (2,5) y la menor, Europa (0,9). (4) En la Fig. 1 se presenta la tasa de feminicidios cada 100.000 mujeres para los países de América Latina sobre los cuales la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) cuenta con información. En términos relativos, Uruguay ocupa una posición intermedia respecto de otros países de la región. La misma tasa calculada sobre el total de mujeres de 15 años o más confirma este diagnóstico. (5) Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los países con mayor prevalencia de feminicidios de la región tienen tasas superiores a diez cada 100.000 mujeres, y que no se cuenta con información sobre países como México o Brasil. Por otra parte, la situación relativa de Uruguay en comparación con Argentina y Paraguay no es sustantivamente diferente. Finalmente, la tasa de feminicidios de Uruguay no es significativamente mayor que la del resto de las regiones del mundo, con la excepción de Europa. El hecho de que Uruguay no constituya un caso excepcional respecto del problema global de feminicidio, sumado a que presenta valores intermedios en una de las regiones más violentas del mundo, es una objeción considerable a la tesis de que el país padece de un problema estructural en materia de violencia de género.

2. Mujeres víctimas de homicidio y feminicidio en Uruguay: 2012-2016

Para entender mejor el problema del feminicidio en Uruguay, es importante considerar la evolución de la tasa de denuncias policiales de homicidios consumados cada 100.000 habitantes entre 2011 y 2016. Como se observa en la Fig. 2, en 2012 y en 2015, se registran incrementos considerables en la cantidad de denuncias de homicidios. En 2012, se produce un incremento de 35% en relación al año anterior, mientras que en 2015 se llega al máximo de denuncias (293), lo que representa un incremento de 10% respecto del año anterior.

Al analizar los homicidios según el sexo de las víctimas cada 100.000 habitantes de cada sexo (Fig. 3), se observa que los homicidios de mujeres no siguieron la tendencia general: la cantidad de mujeres asesinadas se incrementa entre 2012 y 2013, se mantiene elevada hasta 2015, y en 2016 disminuye a niveles similares a los de 2011-2013.

Esto nos lleva a considerar la evolución de la tasa de feminicidio según la relación con el victimario (Fig.4). (6) Para los años en que la tasa de homicidios de mujeres fue baja (2012 y 2016), la tasa de feminicidio también lo fue. Sin embargo, en 2014, el número de homicidios de mujeres es elevado, pero el valor de la tasa de feminicidio se encuentra próximo a los de 2012 y 2016. Al considerar la variación de las muertes ocasionadas por familiares, no se observa asociación con la de las tasas de feminicidio u homicidio de mujeres. Sin embargo, se aprecia que la variación de los feminicidios se corresponde parcialmente con la evolución de feminicidios por parejas o ex parejas. En otras palabras, el concepto de feminicidio tiene una utilidad analítica cuestionable, en tanto su variación sólo está determinada por uno de sus dos componentes: los homicidios de mujeres ocasionados por parejas o ex parejas.

3. Implicaciones para la penalización del femicidio en Uruguay

Al considerar el problema del feminicidio en Uruguay respecto de la región, se observó que su posición relativa es intermedia en comparación a otros países de América Latina y, además, que no es un caso excepcional a nivel mundial. Por otra parte, al examinar la evolución de las denuncias de homicidios por sexo, y la de feminicidio, se concluye que el concepto de feminicidio tiene un valor analítico cuestionable en la interpretación de las variaciones de la tasa de homicidios de mujeres, ya que, en los años analizados, sólo uno de sus componentes se asocia con su variación total.

Como mencionamos anteriormente, el Parlamento uruguayo está cerca de aprobar una modificación al Código Penal, por la cual se tipifica al feminicidio como un agravante del delito de homicidio. Esto parece razonable, considerando que el feminicidio no es un tipo sustantivamente diferente del de un homicidio intencional: simplemente se le suma el componente de violencia de género. Cabe preguntarse si esto es una medida adecuada al problema de la violencia letal de género en el país. Si Uruguay no representa un caso excepcional de violencia estructural de género, y si el femicidio es un término que enmascara los homicidios de mujeres por parejas o ex parejas, la respuesta es no.

(1). Para una revisión de la historia del término y sus implicaciones legales, véase: http://www.nomasviolenciacontramujeres.cl/wp-content/uploads/2015/09/P.-Toledo-Libro-Feminicidio.compressed.pdf

(2). UNODC. 2013. Global Study on Homicide. Disponible en: https://www.unodc.org/documents/data-and-analysis/statistics/GSH2013/2014_GLOBAL_HOMICIDE_BOOK_web.pdf

(3). Disponible en: https://legislativo.parlamento.gub.uy/temporales/D2017050671- 003993957.pdf#page=

(4). Al respecto, véase: https://unstats.un.org/unsd/gender/Mexico_Nov2014/ Session%203%20UNODC%20ppt.pdf

(5). Al respecto, véase: http://oig.cepal.org/es/indicadores/feminicidio

(6). En este caso, debe tenerse en cuenta que se trata de valores calculados cada 100.000 mujeres de 15 o más años.

Una versión previa de esta nota fue publicada en Razones y personas.