La Mesa Departamental del Frente Amplio (FA) de Soriano se reunió el sábado para analizar la situación del intendente nacionalista Agustín Bascou. Participaron en la instancia todos los ediles y concejales de esa fuerza política, el diputado Enzo Malán y asesores, según Agesor. Bascou fue denunciado en la Junta Departamental por el FA por las compras de combustible hechas por la comuna a estaciones de servicio ANCAP que “fueran propiedad del intendente de Soriano”.

Al final de la sesión se emitió una declaración que expresa que el FA propuso en la Junta Departamental “la acusación del Intendente ante el Senado, lo que no obtuvo los votos suficientes para ser concretada”. “Posteriormente, desde integrantes de la Bancada de Ediles el Partido Nacional [PN] se propone la integración de una Comisión Investigadora con el objeto de profundizar en los elementos de la denuncia presentada por el FA y de esta forma tener elementos objetivos para el tratamiento de este tema”, continúa la declaración. Esta propuesta de ediles blancos “tampoco logró los votos necesarios, pese a ser apoyada” por la bancada de ediles del FA, recuerda el texto, y agrega que en la última sesión de la Junta Departamental “se presentó por parte de un edil del PN la propuesta de elevar los antecedentes al Tribunal de Cuentas" por las compras realizadas por la intendencia a las estaciones de servicio que “en su momento fueron propiedad” de Bascou, lo que tampoco prosperó.

Basada en este análisis, la Mesa Política del FA de Soriano resolvió acompañar esta propuesta de algunos ediles del PN “incorporando las consultas que se entiendan pertinentes”, y sin perjuicio de eso, “se encomienda al Presidente y Vicepresidentes del FA, bancada de ediles, diputados y los asesores que entienda conveniente, abocarse a preparar la denuncia penal” al intendente Bascou, “por la compra de combustibles” por la intendencia “en estaciones de servicio que fueron de su propiedad”. “Para el FA esto configura una clara violación a las normas que se refieren a la conjunción del interés público y privado del intendente Bascou, en ejercicio de su función como máximo ordenador de gastos”, concluye.