Tal como preveían las autoridades, la movilidad de usuarios de instituciones de salud durante la apertura del corralito mutual se mantuvo dentro de los márgenes esperados. El Ministerio de Salud (MS) presentó el jueves el detalle de los movimientos ocurridos en febrero, cuando 54.921 cambiaron de prestador de salud (ver cuadro). La cifra se ubicó en el porcentaje histórico mínimo: 3,4%. Los afiliados de oficio a la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) son aquellos que luego de 90 días de estar aportando al Seguro Nacional de Salud no eligieron prestador. Ese grupo es el que registra mayor movilidad durante la apertura del corralito. Este año no fue la excepción: 21.019 personas de las 54.921 que cambiaron de prestador (38%) se fueron de ASSE a una Institución de Asistencia Médica Colectiva (IAMC) de Montevideo (12.021) o del interior del país (8.998). Buena parte de ellos habían sido afiliados de oficio a ASSE. No obstante, no todo fue pérdida para ASSE; como ha ocurrido otros años, hay una proporción de usuarios del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) que elige al prestador público: este año fueron 3.609 (2.195 venían de una IAMC de Montevideo y 1.414 de una IAMC del interior); con eso, el saldo negativo de ASSE fue de -17.410. Para el caso de ASSE, el informe destaca que “la cantidad de salidas, que se venía comportando de forma estable en los cuatro años anteriores en términos absolutos, presenta una disminución en febrero de 2017, al igual que la cantidad de adscriptos de oficio al abrir el período de movilidad regulada”, y señala que la cantidad de egresos se mantuvo similar a la de 2016 (ver cuadro).

55% de los cambios de prestadores se produjeron entre instituciones privadas y 40% (21.963 personas) cambió de una IAMC a otra en Montevideo.

Saldos positivos y negativos

Las mutualistas de Montevideo que captaron mayores usuarios con la apertura del corralito fueron COSEM (ingresó 5,66% de los habilitados a cambiarse), Círculo Católico (5,29% de los habilitados) y Cudam (3,02%). En términos absolutos, Médica Uruguaya fue la que tuvo mayores ingresos (8.925 nuevos socios), pero dado el tamaño de la institución (es la más grande de las IAMC, con 291.537 usuarios) y el número de egresos (5.145), el saldo neto sobre el total de habilitados a cambiarse fue de 1,85%.

Entre las IAMC del interior del país la Cooperativa de Asistencia Médica de Treinta y Tres (Comett) fue la que tuvo mayor saldo positivo neto (22,75%), aunque el informe señala que hay que considerar que se trata de una institución con un bajo número de afiliados: al 31 de enero tenía 2.060 afiliados por medio del Fonasa; ingresaron 332 socios y se fueron 208. La situación fue positiva, pero no tanto como en el corralito de 2016, cuando Comett logró 1.020 ingresos, lo que le dio un saldo positivo de 169%.

Como ya se dijo, el que más perdió usuarios fue ASSE, que registró un saldo negativo de -5,82%; el valor es inferior al del corralito de 2016, cuando había sido de -7,28%. Por otra parte, ASSE aumentó 4,2% la cantidad de afiliados de febrero de 2016 a febrero de 2017.

Ente las IAMC de Montevideo, las que más perdieron usuarios en el corralito fueron Casa de Galicia (-3,52% de movimientos netos sobre el total de habilitados), Sociedad Médica Universal (-1,34%), Gremca (-0,56%) y SMI (-0,15%). El informe recuerda que Casa de Galicia y Universal acumulan un saldo neto negativo que traen desde 2016 (del orden de -4%).

Las únicas IAMC del interior del país que presentan saldo negativo son Crami (Las Piedras) y Comef (Florida), de -0,7% y -0,17%, respectivamente.