Ir al contenido

Nacional | Jueves 06 • Abril • 2017

Denuncian que Disco y Géant recaudan dinero para una institución sin informar a sus clientes que es del Opus Dei

La organización no gubernamental (ONG) Proderechos denunció, por medio de Twitter, que los supermercados Disco y Géant están haciendo una campaña de recaudación de fondos para el centro educativo Los Pinos sin aclarar que se trata de una institución del Opus Dei, prelatura personal de la iglesia católica. Según pudo comprobar la diaria, los supermercados están pidiendo a los clientes cinco pesos de colaboración y las empresas aportan un peso por cada donación. En los folletos, que se pueden encontrar en las cajas de los supermercados, describen a Los Pinos como una institución que tiene como objetivo “generar igualdad de oportunidades a niños y jóvenes de contexto crítico”, de la zona de Casavalle.

“Actualmente asisten al Centro Educativo alrededor de 330 niños y jóvenes de entre 6 y 24 años de edad [...] La colaboración de los clientes de DISCO Y GÉANT permitirá que esta Institución siga creciendo y ayudando a los niños y jóvenes que el destino puso en un contexto difícil, pero que tienen unas ganas gigantescas de salir adelante en la vida”, dice el folleto. En letras más chicas aclaran: “El 100% del dinero recaudado es entregado a la organización beneficiaria, sin ningún tipo de retención. No deducimos impuestos porque no es dinero de la empresa sino donaciones de los clientes”. Si bien está la dirección web y la fanpage de la institución, no se especifica que Los Pinos es una iniciativa católica, lo que al visitar la página queda claro: “Los Pinos es una iniciativa promovida por el Opus Dei”. En 1997 y 2013, “el obispo prelado de esta institución, Javier Echevarría, visitó el lugar y se reunió con padres, docentes y directivos”. En Casavalle, el Opus Dei también gestiona el Centro de Apoyo al Desarrollo Integral y el colegio Los Rosales, una institución de educación primaria sólo para niñas.

Desde Proderechos aseguraron a la diaria que les preocupa la falta de una política pública que designe qué institución será beneficiada por este tipo de iniciativa y fiscalice los procedimientos. Proderechos reclama mayor transparencia porque “estas fundaciones tienen una influencia ideológica importante, mueven mucha guita y generan poder e inserción barrial”.

Santiago Santarcieri, secretario de organización del Sindicato de Trabajadores del Géant, dijo a la diaria que en oportunidades anteriores hubo problemas con este tipo de recaudación porque se presionaba a los funcionarios para que pidieran dinero. “Ahora mejoró, es más voluntario”, dijo. Consultado sobre si creía pertinente destinar fondos a una institución del Opus Dei, aseguró: “Si nos consultaran preferiríamos que fuera a una organización más vinculada a lo social y no a lo religioso”.


Etiquetas