Ir al contenido

Humor | Jueves 20 • Abril • 2017

EL FARO del Final del Mundo

Duro golpe al Partido de la Gente: por primera vez, un dirigente abandona el Partido Colorado pero no para irse con Edgardo Novick

Pedro Bordaberry abandonará la dirigencia de su partido pero también la política; en el PdlC creen que puede ser un mal ejemplo para los arribistas.

El diario El País publicó ayer en su edición digital que Pedro Bordaberry se retirará de la actividad política cuando termine la actual legislatura. Las repercusiones en la interna del Partido Colorado (PC) no se hicieron esperar: “¿Te das cuenta? Uno de los anuncios más importantes de su carrera política y se lo da a El País. No hay caso, hasta para retirarse se le ve la hilacha blanca”, aseguró un dirigente de Propuesta Batllista. Por otra parte, un dirigente de Vamos Uruguay, el sector de Bordaberry, reconoció que “mientras nos siga votando, nos alcanza. Dirigentes podemos seguir perdiendo, pero votos no”.

Pero también hubo repercusiones en otras tiendas políticas. En la interna del Partido de la Gente (PdlG), liderado por Edgardo Novick, aseguraron que la noticia causó preocupación.

“Hasta ahora nuestro partido se ha nutrido fundamentalmente de dirigentes colorados que abandonaron el barco, por decirlo de una manera elegante. Este es el primer caso de alguien que deja el PC pero no para venirse con nosotros”, aseguró un dirigente de la colectividad. En el PdlG temen que este ejemplo “pueda ser tomado por otros dirigentes colorados que hasta ahora están convencidos de que si no se dedican a la política no pueden hacer nada más, y por eso tienen que asegurarse de estar en un partido que los pueda colocar en algún lugar. Si alguien los convence de que hay vida fuera de la política, sería un duro revés para nuestra estrategia de incorporaciones”.

Con respecto al impacto que pueda tener esta decisión en la interna colorada, sobre todo en cuanto a la correlación de fuerzas, no hubo demasiadas muestras de preocupación.

“Seamos honestos: hoy por hoy, no hay mucha gente que quiera ser la principal figura del PC. Lo más probable es que pasemos a ser una fuerza política sin liderazgo, pero una guerra fratricida no va a haber”, aseguró un dirigente colorado.