Ir al contenido

Nacional | Lunes 10 • Abril • 2017

El secretario de Derechos Humanos asistirá al Parlamento por las familias sirias que acampan en la plaza Independencia

Hace una semana que dos familias de refugiados sirios acampan en la plaza Independencia de Montevideo, reclamando irse del Uruguay. Nelson Villarreal, titular de la Secretaría de Derechos Humanos (SDH) de Presidencia de la República -institución encargada de llevar adelante el programa de reasentamiento de familias sirias en Uruguay-, asistirá al Parlamento para informar sobre la situación, a solicitud del Partido Nacional (PN). El diputado nacionalista Pablo Abdala dijo a Teledoce: “Queremos actualizar la información en relación a este programa de inserción de los refugiados sirios que tantas dificultades le ha generado al país, más allá del carácter humanitario de la idea”. El representante se mostró contrario a que se extienda la ayuda. “Ahora el gobierno ha resuelto prorrogar la asistencia financiera por un tercer año. A nuestro juicio, eso puede estar afectando determinados preceptos de la Constitución de la República, porque es una suerte de desigualdad que se genera a favor de determinados habitantes de la República y en detrimento del resto de la población”, manifestó el diputado del Partido Nacional.

A punto

El viernes, la SDH de Presidencia emitió un comunicado con una puesta a punto de la situación. En el texto aseguran que el equipo técnico concurrió a la plaza para “continuar dialogando con las familias y favorecer el proceso de apoyo”. Villarreal realizó gestiones ante diferentes organismos estatales, empresarios y sindicatos para sostener el apoyo social a las familias. El viernes, dice el comunicado, “hubo una reunión con el Presidente de la Cámara de la Construcción, Ignacio Otegui, e integrantes de la dirección del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos, Laura Alberti y Daniel Diverio, buscando alternativas para la inserción laboral de todas las familias reasentadas”.

Mayor seguridad

La SDH aseguró que “en acuerdo o en desacuerdo, la angustia de las familias no deja de ser legítima y por esto consideramos que esta situación crítica no debe fomentar la estigmatización o discriminación, sino motivarnos a involucrarnos todos por un país integrado”. Finalmente el comunicado expresa que se continuará dialogando para que las familias que acampan regresen a donde viven y “desde allí, seguir acompañándolas en un contexto de mayor seguridad para todos, particularmente para los niños”.


Etiquetas